web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

¿Por qué aúllan…?

Los de hoy no son tiempos de ‘tirarle los perros’ a nadie (a menos que sea por video llamada, mensajito, face o instagram)… como tampoco de echarle los perros a alguien para intimidarlo ‘en pos de un buen hueso’… Menos aún para ‘hacer bailar al perro’ (a voluntad, pero con dinero ajeno)… Y lo peor: que alguien quiera defender el peso ‘como un perro’… Va, ‘¡a otro perro con ese hueso…!’ El tema de hoy viene a cuento por la chusca ocurrencia de alguien (‘yo se lo juro que yo no fui…’) al referirse a tres ‘perros morenos’ – aunque uno de ellos más pinto que mi pijama de niño.

El caso es que estos canes chocos habrían querido mostrar ‘el colmillo’ desde el arranque del gobierno con la evidente intención de apuntarse para suceder al amo que habita la Quinta, sin reparar en ‘morder la mano’ de quien les da hoy de comer.

El primero, más priista que moreno, Marito, que por servir a varios amos con todos queda mal y crea una enorme desconfianza.

El otro, de apariencia ‘casera’, con cara de ‘no rompo un plato’ pero que se prende a la primera: JAVA – al que le llaman de cariño ‘mecha corta‘ por corajudo y caprichoso tal ves porque al menos en dos ocasiones ha sido ‘el consentido’ de la Quinta. La pasada y esta, y pues bueno también de Los Pinos con FECAL con quien no llegó muy lejos.

El tercero, con cara de pocos amigos: Javimay – algo así como un pitbull (con todo respeto) pero en los hechos un ‘perro faldero’ por más de una motivación.

Aclaración al calce, Javimay no es de los preferidos de la Quinta, pero sí de Palacio y eso lo hace estar en esta terna de tres y que conste, no son todos los que son.

Advertisement. Scroll to continue reading.

En fin, hay que decir que los perros chocos están guardados, lo que no sé si es por los tiempos del Coronavirus, pero lo que sí llama la atención es porque grillan de día en internet y aúllan de noche en el balcón de la perrera. Les falta vitamina y perder el miedo para dar la cara ante la pandemia. Los tres canes quieren pero francamente están “pasmados” no responden ni el teléfono. Tronco de “suspirantes” no pues sí. NOS LEEREMOS EN OTRO PURGATORIO, SI DIOS QUIERE.

Te puede interesar