Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

‘Por Jalisco, seré súper delegado’

Toño Pérez, papá de Checo, en la carrera; AMLO, mi amigo, y MORENA mi escudería; ¿Gobernador?… házmela buena…

Ciudad de México

Con una vida de película y la sensibilidad a flor de piel, Antonio Pérez Garibay –”Toño, pa’ servirle a usted y a mis paisanos”–, habla con desparpajo de su aspiración de ser “súper delegado” federal en Jalisco, con una fórmula infalible: “cero confrontación, 100 por ciento colaboración”.

El personaje: un empresario “sesentón”, exitoso en todos sentidos –fue desde bolero, lava coches y mesero– asegura estar en el ‘mejor momento de su vida. Es el padre, nada más ni nada menos que de Checo Pérez, el piloto mexicano que corre en la F1 y la semana pasada fue séptimo en el Gran Premio de Rusia (¡wow!).

Se reconoce “amigo de Andrés Manuel”, con quien dice tener coincidencias. “Me gustan los principios del Presidente”, por eso quiero dejar en claro que –como él dice – ” no soy un vulgar ambicioso… ni lucho por cargos”. Y aclara: “si hay otro prospecto mejor que yo para la delegación de mi estado, adelante, me hago a un lado y seguiré apoyando a Jalisco donde me pongan”.

Dos asignaturas pendientes:

(UNO).–La salida, que no renuncia, del “súper delegado” Carlos Lomelí Bolaños, a quien se le señala por un presunto “conflicto de interés” al formar parte de una red de empresas que venden medicamentos al gobierno federal.

(DOS).–El reactivo gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, quien no solo chocó con Lomelí, sino que lo combatió con rudeza. Además de ser un franco opositor a la figura de “súper delegado” y su marcada animadversión por quien le disputó la gubernatura.

Ante este escenario, Toño responde: “Estoy en la política para trabajar a favor de Jalisco y los jaliscienses. Me estoy reuniendo con los 125 alcaldes de Jalisco; estoy levantando toda la información necesaria, ya me reuní con el gobernador. Yo no vengo a ser un delegado a modo, ni vengo a pelear con nadie. Voy a trabajar por los temas que nos incumben y nos preocupan a todos, como es el tema de la seguridad”.

En ese momento –asegura– quiero ser súper delegado de Jalisco, porque si fui precandidato a la gubernatura con Carlos Lomelí y luego el Presidente lo nombra a él en esa posición como número 1, y a mí me nombra el número 2 –y si desafortunadamente cae el número 1–, hoy creo que la oportunidad le toca al número 2…

Le pregunto:
–Tus paisanos y la gente de la política, saben que has tenido una vida de película y, por lo mismo se preguntan: “¿no es un riesgo innecesario?, Toño te estás jugando la vida corriendo en una pista resbalosa y traicionera como el de la política, cuando la verdad tú estás para disfrutar los triunfos de tus hijos, vamos, hasta cuidar a tus nietos, disfrutar todo lo que has hecho”… ¿pero qué necesidad?, como diría Juan Gabriel…

El carismático empresario sonríe como chamaco en feria. Y antes de responder a la pregunta se declara “feliz… feliz… feliz”.

Dice que efectivamente, “mi familia, mis hijos me lo dicen: ‘papá, qué necesidad’, lo mismo que tú me has dicho, pero también tengo que voltear a ver a mi gente. Mi estado merece una mayor promoción, una mayor oportunidad. Estoy convencido de que la gente de Jalisco es una gente buena. El día de hoy –te quiero dar una noticia–, estamos amaneciendo (cada vez que sale el sol) con un millón de litros de tequila.

–Oye Toño, ya hablas y hasta caminas como gobernador–, le cuestiono.

–Suelta la carcajada y aunque creo que en el fondo “ya se vió”, no lo dice. Eso sería correr en la FI. Lo de ahora es la Nascar y ya Dios dirá…

JALISCO MERECE MÁS…

“Somos un estado productivo. Producimos bastante; quiero decirte que nos acabamos de convertir en líderes en el tema del nopal. Vamos muy fuertes con el nopal para Asia y para Europa. Estamos muy de buenas en el tema de la miel, somos líderes en el tema.

Estamos exportando nuestro aguacate. El 80% a Asia, ya no solamente a los Estados Unidos.

“Ya somos una potencia, y en el turismo estamos creciendo, pero necesitamos trabajar de la mano; unidos los jaliscienses, junto con el gobierno del estado y con el Gobierno Federal” trabajaremos unidos”, precisa.

Luego, ya encarrerado, el papá de Checo y Antonio Pérez (el primero en F1 y el segundo de Nascar, además de Paola, que es la administradora de los negocios de la familia ), puntualiza:

“Estoy convencido –y te lo digo sinceramente para que lo publiques a ocho columnas–, que México es el mejor país del mundo, y mira que conozco todo el mundo. No veo competencia, no quiero voltear a ver atrás, cuando nos fue un poquito mal.

“Estoy buscando voltear a ver al futuro y yo veo a un México convertido en una potencia económica, no tengo la menor duda, yo me subí con el presidente Andrés Manuel López Obrador por sus dos doctrinas que me convencieron: Acabar con la corrupción y con la impunidad. Por lo mismo es lo que quiere trabajar su servidor”.

Y reta: “estoy en esto para que me revisen hasta la pata donde he dormido; soy un hombre que nunca ha afectado a nadie, que quiere el bien para mi gente y esto es lo que quiero para Jalisco”.

MORENA, UNA GRAN ESCUDERÍA
Así, “enamorado” y “comprometido” con MORENA y desde luego del proyecto de López Obrador, hace un corte de caja: “He crecido (políticamente) en los últimos tres meses, lo que no había crecido en los últimos seis años. Me siento convencido. Ya entendí, y entendí algo: que esta carrera es algo maravilloso, y lo tenemos que manejar como la Fórmula 1, con telemetría; tú sabes que la información de la F1 se va hacia el extranjero: Renault manda la información a Francia, Mercedes Benz manda la información Alemania, Honda manda la información a Japón; así que tenemos que manejar esto con una seguridad, que se mueva el estado de forma diferente”.

Añade: “Esto se debe hacer porque Jalisco tiene un gran problema en este momento: el tema de la seguridad. El tema de la pobreza lo voy a trabajar con los programas de bienestar, lo tengo muy bien diagnosticado, sé dónde vamos a trabajar. También el tema de la salud, que son temas que el estado necesita de emergencia, pero aclaro: esto no es de una aspirina, estamos a punto que nos de cáncer…”.

–Qué le vistes tú a Andrés Manuel–, le pregunto finalmente:
–Pues la verdad no conocía a Andrés Manuel. Me acercó otro gran amigo. Pero andar con él, conducir toda la campaña en el estado –llegábamos a las 2 de la mañana a los hoteles, cansadísimos, y me invitaba a desayunar a las 6 de la mañana (uff )… y me decía que todavía había alcanzado a leer una hora un libro antes de dormir.

“Estoy haciendo la carrera que Ayrton Senna Da Silva. Siempre lo habría querido hacer en la vida, pero también haciendo la vuelta más rápida y creo que hoy la vuelta más rápido la estamos haciendo bien, y la muestra es lo que estamos logrando. Algo que nunca nadie ha logrado”.

Link http://bit.ly/2S9lL2z