web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Es muy difícil que un niño denuncie casos de abusos.

Por confinamiento violencia contra niños aumentó durante primer trimestre de 2020

Dijo que antes de la pandemia existía la cifra alarmante de que en 36% de los hogares mexicanos los menores de edad eran golpeados con fines disciplinarios, situación que durante la pandemia se agravó.

El director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García, expuso que en un comparativo del primer trimestre de 2019 con el de 2020, realizado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se obtuvo que durante el inicio del confinamiento en el país hubo un incremento de 24% en la violencia contra niños.

Aunque detalló que es muy difícil tener cifras oficiales sobre el tema, debido a que es complicado que un menor de edad agraviado denuncie, las tendencias indican un incremento, númros que van a la par de los datos proporcionados recientemente por la Secretaría de Gobernación, donde señalan que hubo un aumento de 100% en los casos de violencia familiar.

Dijo que antes de la pandemia existía la cifra alarmante de que en 36% de los hogares mexicanos los menores de edad eran golpeados con fines disciplinarios, situación que durante la pandemia se agravó.

Aseveró que es muy complicado tener una cifra exacta de menores abusados en sus casas, debido a que la mayoría de las denuncias se realiza a través de la comunidad educativa, espacios comunitarios y redes familiares, y durante el confinamiento no hubo ningún tipo de contacto con éstos.

Recordó que el principal delito del que son víctimas los menores es el abuso sexual y ocho de cada diez casos son cometidos por personas cercanas, como el padrastro, los tíos, abuelos y padres, en su mayoría varones.

Añadió que la otra expresión de violencia contra este sector son los golpes, situación que se pudo haber agravado por el confinamiento y como medida de presión para cumplir con las tareas, no hacer ruido o incluso el estrés que la situación generó en la familia, “pues 67% de la población logró hacer confinamiento.

“Esta situación se convierte en un modo de tortura para los menores de edad, ya que se vuelve una agresión continua porque no tienen una protección por parte de las autoridades”, alertó Pérez.

La mayoría de los casos de violencia es parejo, pues tanto niños como niñas son violentados, mientras que en el tema de abuso sexual la mayoría es en adolescentes y en ocho de cada diez casos son mujeres.

Por lo que alertó que “en el caso de abuso sexual y con más de 70 días de confinamiento es posible que haya un incremento de embarazos en adolescentes.

Según la Redim, citando cifras del SESNSP, durante enero-abril, el delito de lesiones fue el de mayor incidencia en niñas, niños y adolescentes (cuatro mil 331 víctimas), más de la mitad se concentraron en México, Guanajuato, Ciudad de México, Nuevo León y Jalisco. El 65% de los casos se trata de niños y adolescentes varones.

Durante los primeros cuatro meses de este año se reportaron 31 raptos de menores de edad (11 más comparados con el año pasado), 28 de ellos fueron niñas y se concentraron en Nuevo León.

El acumulado de enero-abril 2020, de acuerdo con carpetas de investigación abiertas o averiguaciones previas iniciadas, es de 75 presuntos delitos de trata de niñas, niños y adolescentes; 59 víctimas de estos delitos eran niñas y adolescentes mujeres. Cabe señalar que respecto del año pasado el aumento fue de 50 por ciento.

Por otra parte, se reportó un aumento de seis mil 243 casos de delitos de violencia familiar en el periodo enero-abril 2020, en comparación con el año pasado.

Las entidades con mayor incidencia son la Ciudad de México y Nuevo León, arrojando un acumulado de 14 mil 559 casos.

En abril se generaron 60 mil 543 llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia familiar a nivel nacional.

Con información de Excélsior.