web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
(Foto: Agencia)

Poncharon al Coronavirus

Con un calendario de 60 juegos, la MLB rompe el ayuno y ante todos los pronósticos arranca con lo que sin duda es temporada más esperada por los millones de aficionados

Después de mucho negociar, estirar y aflojar entre Sindicato de Jugadores y la oficina de Grandes Ligas, este jueves de cantará playball venciendo así a la pandemia de Covid-19, el cielo era gris y ante las pocas posibilidades que se tenía de ver a “Doña Blanca” volar en los parques el Rey de los Deportes esta de vuelta.

Los estadios lucirán sin público, estarán sin gente, pero la MLB no dejará a la gente sin pelota caliente, es el mayor logro y pese a tener el reto de mantener a las estrellas sanas y libres del virus que mantiene en vilo a todo el mundo, este jueves la pelota comenzará a jugarse.

La temporada regular de 60 juegos, durante la cual los jugadores recibirán salarios prorrateados, comenzará este 24 de julio y finalizará a fines de septiembre antes de que se juegue una postemporada estándar. Las seis divisiones habituales permanecerán intactas y el juego interligas se limitará a la división geográfica correspondiente en la otra liga (es decir, LN Oeste vs. LA Oeste).

Otro cambio que tendrá y que será significativo será que ambas Ligas tendrán bateador designado lo que en un futuro puede quedarse como regla permanente, también el uso de jugadores en las bases en caso de llegar a entradas extras y varias medidas de prevención, como la prohibición de peleas y reclamos al ampáyer, actos que para los puristas de este deporte le restan esencia.

 

Prevención

A esas personas no se les permite viajar, acceder a las instalaciones o tener contacto con otros una vez que dan positivo. Para regresar, esas personas deben dar negativo dos veces seguidas, no tener fiebre durante al menos 72 horas, posiblemente aprobar un examen cardíaco y los médicos y la MLB considerarán que no presentan ningún riesgo para los demás.

Si un jugador da positivo, lo colocarán en la lista de lesionados de COVID-19. La lista no tiene una longitud mínima o máxima. Los jugadores aún recibirían sus salarios prorrateados completos y ganarían tiempo de servicio. Un jugador puede volver a la lista sin una prueba positiva si muestra síntomas o ha confirmado la exposición al virus.

 

 

Reglas de seguridad en el campo

No “high-fives”, golpes de puño, abrazos, etc.

No pelear.

No discutir con los árbitros o el equipo contrario en las proximidades.

Ningún intercambio de tarjetas de alineación entre los gerentes antes del juego (hay una aplicación para eso).

Los lanzadores pueden llevar un trapo húmedo para evitar lamer sus dedos en busca de humedad.

Los jugadores que no se espera que jueguen en el partido no deberían sentarse en el banquillo.

Los casilleros deben estar al menos a seis pies de distancia.

Se permiten mascotas en los estadios, pero no en el campo.

El bateador designado se usará en ambas ligas.

Los extra-innings comenzarán con un corredor en segunda base.

Los jugadores de posición pueden lanzar en cualquier momento del juego.

La regla de tres bateadores para lanzadores estará vigente.

 

 

No te los puedes perder

Jueves

Yankees en Nationals, 7 p.m.

Giants en Dodgers, 10 p.m.

 

Viernes

Braves en Mets

Hora: 4 p.m.

Brewers en Cubs

Hora: 7 p.m.

Angels en Athletics

Hora: 10 p.m.

 

Domingo

Braves en Mets

Hora: 7 p.m.

Giants en Dodgers

Hora: 10 p.m.

Por ESPN

 

 

Cessa supera al Covid y esta listo para jugar

Los New York Yankees recibieron otra buena noticia con la incorporación del lanzador veracruzano pero formado en Tabasco, Luis Cessa, a los trabajos de relevista después de haber superado el coronavirus.

Cessa, de 28 años, ya realizó una sesión de bullpen de 31 lanzamientos en el Yanquee Stadium tras reintegrarse al equipo luego de dar positivo a COVID-19.

El lanzador derecho no está seguro de cómo se contagió. Había estado en Arizona, donde vive con su novia, y dijo que ambos fueron diagnosticados antes de su viaje programado a Nueva York para la reanudación de los entrenamientos.

Cessa explicó que sintió problemas de sinusitis, pero no tuvo fiebre durante su infección.

Mientras se recuperaba, entrenó en su cochera, compró una red y la llevó al parque, donde entrenaba el brazo, lo que le permitió mantenerse en forma.

Cessa describió su experiencia cuando estuvo contagiado de COVID-19 y cuenta que conoce casos de personas que se murieron por el virus.

“Realmente tienes que vivirlo y enfrentarte al mortal virus para comprobar lo difícil que es superarlo”, destacó Cessa.