Conecta con nosotros
270 vistas -

Tabasco

Pierden 400 hectáreas de hortalizas

Parcelas del ejido Barrancas y Guanal-Tintillo se encuentran inundadas sin posibilidad de ser rescatadas.

Publicada

en

36 Visitas

Miguel camina entre sus tierras inundadas y no puede dejar de pensar que lo que trabajó durante meses en unos días ha quedado arruinado. Toda su vida la ha dedicado al campo y sabe que hay una temporada para sembrar, otra para cosechar y una más de crecientes.

Sin embargo, las cosas han cambiado los últimos años. Las inundaciones son cada vez más continuas y más prolongadas. “No esperábamos que se iba a repetir la inundación como la de hace dos años” y de un día para otro, “después que no había agua, ahora sufrimos con la inundación”, dice el campesino.

Su parcela, en el ejido Barrancas y Guanal-Tintillo, de Centro, consta de 12 hectáreas donde tiene sembrado maíz, plátano, pepino, calabaza, cilantro, yuca, guanábana, aguacate y árboles maderables.

DIFÍCIL VIVIR DEL CAMPO

El problema es que hoy trabajar y vivir del campo resulta más difícil, sobre todo tras la construcción de los “canales de alivio” en el 2010,. Desde entonces el agua les entra de diferentes partes y ya no se queda uno o dos meses, sino cuatro, y el tiempo que disponen para sembrar se reduce a cinco o seis.

Una solución que han planteado a las autoridades y a la Conagua es que manden dragar el arroyo La Barandilla, lo cual permitiría un desalojo más rápido de las aguas que inundan 400 hectáreas del ejido. No han tenido respuesta.

A la parcela de Miguel Hernández sólo se puede acceder en lancha, pues el agua subió en exceso.

Los platanares de la zona se han dado por perdidos.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia