web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

Pese a lluvias, los aglutinamientos continúan en Frontera; habitantes siguen sin acatar la sana distancia

Cientos de Pescadores que desde la semana pasada se encuentran cobrando el apoyo del Programa Federal “Bien Pesca”, continúan haciendo largas filas bajo las fuertes lluvias y sin respetar su sana distancia y con el riesgo de infectarse del coronavirus COVID-19.

Luego del cierre de instituciones y comercios del pasado fin de semana, desde el lunes pasado son cientos de pescadores que hacen largas filas aún bajo las fuertes lluvias que han azotado la cabecera municipal, pues lo que importa es el apoyo del gobierno federal aun con el riesgo de infartarse o de llevar el coronavirus a sus familiares, pues todos se encuentran amontonados y sin guardar su sana distancia o incluso sin portar el Cubrebocas.

Tanto en Telecom-Telégrafos de México que se ubica en la esquina de las calles Medero y Morelos, como en el Banco Bienestar que se ubica en la calle Juárez entre Pino Suárez y Morelos, desde la madrugada son cientos de pescadores que se comienzan a reunir para poder cobrar el apoyo federal que es manejado por la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), el cual en estos tiempos de crises es un importante apoyo, pero lo malo es que se arriesgan a contagiarse del Covid-19, pues se olvidan de su sana distancia y hasta del Cubrebocas.

A este amotinamiento de pescadores, también hay que sumarle las personas que hacen colas en Banco Azteca para cobrar el “Crédito a la Palabra” que entrega el gobierno federal, por lo que son cientos de personas que se concentran en la ciudad de Frontera, ya que luego de cobrar el apoyo se concentran en los centros comerciales para aprovechar y llevar sus compras, pues la mayoría llega de las comunidades rurales.

Para evitar este concentraciones masivas por el cobro de estos apoyos, sería bueno que las autoridades responsables implementaran otros sistemas de pago, como lo están haciendo en otras entidades federativas como Campeche y Yucatán, donde se están llevando los pagos directamente al domicilio del beneficiados y asa se evitan que salgan de sus casas y a la vez que se propague el Covid-19.