Conecta con nosotros
165 vistas -

Opinión

Perro en brama

Publicada

en

De verdadero perro en brama, que como perro engusanado ha pasado por la Cuarta T, acusan a Luis Enrique Pérez Mota, comisionado agrario en Tabasco.

En primeros datos enviados a la Perra Brava, que todo lo muerde (ay mojo Jacinto) acusan al ex funcionario del desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) de prepotente, abusador, corrupto y borracho (más lo que se acumule).

El comisionado del Registro Agrario Nacional (RAN), que fue presumido por la saliente alcaldesa de Teapa por entrega de predios, es acusado de faltarle el respeto a sus empleados, existiendo múltiples acusaciones por acoso sexual de parte del personal femenino, todas estas de manera anónima por miedo a las represalias que este seudo funcionario pueda tomar en contra de ellas, le informan a la justiciera PB.

El chiapaneco Pérez Mota ha tenido apoyo de alguien que ha engañado a López Obrador para que siga en el gobierno de la transformación y en Tabasco ha tejido una red de corrupción para atender únicamente a aquellas personas que a cambio de dinero obtienen sus trámites. Se ha rodeado de personajes oscuros como Carlos Coral “Mocosay”, entre otros.

Alguien poderoso o poderosa lo encubre pues del Cisen pasó a delegado del Instituto Nacional de Migración (INM) en Guanajuato y Durango, donde hasta engañó como defensor de mujeres y adalid contrala Explotación Sexual y la Trata de Personas.

Pero en Tabasco se le aceleró el almizcle y por eso acosa a empleadas, le dicen a la PB, y se mantiene encerrado en sus oficinas en los que no quiere recibir a los campesinos, contrario a la política del mero mero machuchón de este país. Pero Luis Enrique desprecia a los humildes, los pobres, en este caso la gente los ejidatarios y gente del campo.

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia