Conecta con nosotros

Columnistas

Perra canaqueada

Publicada

en

Como la perra que tumbo la olla, con la cola entre las patas, anda Mirandilla, el presidente de la Canaco-Servytur Villahermosa, pues en la arrechura del poder soñó ser caca grande: vicepresidente de la Concanaco.

Manuel Antonio Miranda Hernández —que es el nombre que usa Mirandilla— pensó salvar “su nonor” por el desastre al que llevó a la organización de los comerciantes en Tabasco, al unirse a la candidatura nacional de Juan Carlos Pérez Góngora y con un grupillo quisieron dar golpe de estado con una elección amañada.

Por su traición le “hicieron” vicepresidente de la Concanaco, y esto, una vez aclarado todo, hará que lo expulsen de esa organización, además que tendrá que acabar en la barandilla por participar en esa asamblea ilegal, que causó graves daños morales a la Concanaco.

La perrita canaquera ha sido citada por la Fiscalía General de Justicia en la Ciudad de México, para las 3 de la tarde del 14 de octubre, para que rinda declaración de su participación en esos hechos.

Dice la Perra Brava: La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo de los Estados Unidos Mexicanos, a través de la Comisión de Honor y Justicia, suspendió los derechos de manera definitiva de Pérez Góngora por diversas irregularidades cometidas en contra de este organismo empresarial y sus cámaras confederadas.

Se demostró la realización de acontecimientos ilegales y fraudulentos con fines de división y motivados electoralmente que transgredieron tanto la imagen interna como externa del organismo y a las cámaras denunciantes.

El Consejo Nacional que representa las 32 entidades federativas y a las más de 202 cámaras empresariales determinó sancionar a Juan Carlos Pérez Góngora. Y con él se va Mirandilla.

tabascohoy.com 

Columnistas

AMLO: agitar el avispero UNAM

Publicada

en

 

  • Y en otras universidades públicas ● ¿Retórica contraproducente? ● Generalizaciones reactivas

El presidente de la República no suelta el tema de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y su supuesta derechización, dominada como estaría por el pensamiento neoliberal y conservador.

En este terreno, abordar temas ideológicos desde la máxima tribuna del poder político tiene implicaciones delicadas, sobre todo si se recurre a generalizaciones, pero Andrés Manuel López Obrador está decidido a “sacudir” el escenario de las universidades públicas (la UNAM, pero también la De Guadalajara y la de Hidalgo, por citar ejemplos).

En el caso de la UNAM es sabido que su estructura directiva obedece a los lineamientos de grupos de poder, sobre todo médicos, abogados e ingenieros, que durante décadas han dominado, con sus naturales altibajos, la Rectoría, la Junta de Gobierno y las direcciones de facultades, escuelas, institutos y centros de investigación.

Esos grupos de poder históricamente se han alineado con los poderes políticos y económicos dominantes (ocupando sus líderes algunas posiciones gubernamentales relevantes), con visiones lejanas a la democracia, productivistas y controladoras, apaciguadoras de la inquietud intelectual crítica que debería florecer en esos campos.

Los intentos de democratización de esas casas públicas de estudios han sido mediatizados o aplastados. En febrero de 2000, con Ernesto Zedillo como presidente de la República y Juan Ramón de la Fuente como rector, el movimiento contra propuestas privatizadoras, que resistía desde posturas contrarias a negociaciones políticas en curso, fue desalojado de una huelga en Ciudad Universitaria por militarizados elementos de la Policía Federal Preventiva.

De la Fuente es hoy el representante del gobierno obradorista ante las Naciones Unidas y una parte de la corriente negociadora de aquellas épocas se sumó al Partido de la Revolución Democrática, al equipo de Cuauhtémoc Cárdenas y, hasta la fecha, al de López Obrador y a Morena, en particular en apoyo a Claudia Sheinbaum en sus tareas capitalinas y en su proyecto presidencial.

Con sostenida fama de buen estratega político, el tabasqueño que ahora habita en Palacio Nacional ha de tener un plan eficaz a cuya cuenta abone sus polémicas declaraciones recientes, pues no es cuestión de ocurrencia el testerear (como él ha dicho) a la UNAM y a otras universidades públicas del país.

Por lo pronto, la insistencia en generalizar la calificación de una comunidad amplia y plural como es la regida por Enrique Graue, y arriesgar encasillamientos tan reactivos como los aplicados a universitarios que en buena parte apoyaron sus campañas electorales, en particular la que le llevó al poder, pueden ser deslices lesivos al interés electoral moreno (como sucedió en la Ciudad de México en las recientes elecciones, sobre todo de alcaldías) y a la premisa básica de toda visión política práctica que implica no agitar avisperos solo por ejercer discutibles libertades declarativas desde el Poder Ejecutivo Federal o instalar distractores de problemas reales en curso.

A propósito, Arturo Huerta, doctor en economía y profesorinvestigador de la Facultad de Economía de la UNAM, señaló ayer que durante los setenta y ochenta, la UNAM encabezaba grandes manifestaciones en la Ciudad de México pero, a partir de los noventa, esta situación cambió pues “es justo donde empieza el neoliberalismo con Salinas” y se modificaron las formas de remuneración de los académicos, de manera que estos se concentraron en investigar, asesorar tesis y publicar libros o artículos, con el fin de alcanzar mejores niveles de evaluación y, por consiguiente, de salario. Lo anterior provocó que dejara de haber asambleas nutridas de profesores donde se discutía acerca del ámbito nacional; desapareció la efervescencia de discusión que había en varias facultades y se generó la desmovilización académica (nota de Francisco Félix, y video de entrevista: https://bit.ly/3Cj7t4h.

tabascohoy.com

Continuar leyendo

Columnistas

¿Los conservadores estarán igual de desesperados que Xóchitl Gálvez?

Publicada

en

Hace unos 53 años el expresidente Gustavo Díaz Ordaz desde el Estadio de Ciudad Universitaria de la CDMX, concluía los XIX Juegos Olímpicos. Evento parecido a la ceremonia de clausura en la carrera política de la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas.

Pues ante las críticas que ha tenido de la sociedad mexicana esta semana, será muy difícil que su trayectoria política levante vuelo, bastará echarle un ojo a la encuesta de Massive Caller, sobre su popularidad poniendo a Cuevas Nieves muy por debajo de la media e incluso en uno de los últimos lugares.

Por si fuera poco, su ex-contrincante Dolores Padierna, difundió una imagen desde su Twitter donde se puede apreciar una camioneta de lujo del año, en la cual se transporta la alcaldesa de Cuauhtémoc, pero por si eso pareciera un exceso, valdría la pena agregar que dicho vehículo contaba con unas placas de dudosa procedencia.

Y para hacer más sarcástica la historia, en cuanto este dato se hizó público, inmediatamente la placa fue cambiada por la original. Dejando algo más que claro sobre la presunta cercana al Senador Ricardito Monreal, y es que la alcaldesa de la “capital” en la CDMX, Sandra Cuevas, sabe realizar trucos de magia como aparecer placas con números distintos.

Dicha conducta tiende a ser repetitiva en algunos partidos políticos, pues de igual forma la diputada panista María Teresa Castell, esta semana explotó contra durante la discusión de la miscelánea fiscal, vociferando que desea se bese el piso por donde ella y todos los neoliberales pasan.

¿Tan desesperados se encontrarán los miembros de los partidos conservadores, que se alinean para hacer el ridículo en nado sincronizado? y si todavía les quedan dudas sobre lo anterior, las y los invito a ver como la Senadora panista Xóchitl Gálvez con 58 años de edad, fue abatida en un debate por la diputada morenista Andrea Chávez de tan solo 24 primaveras.

POST-IT

Quien seguro estará de fiesta será la Secretaria de cultura, Alejandra Fraustro, debido a que su estado natal (por adopción) Guerrero, cumplirá 172 años de ser fundado.

tabascohoy.com

Continuar leyendo

#AVueloDePájaro

Tendencia