Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina
Protección Civil ofreció albergues para los afectados, ya que en la zona “no hay nada que hacer, solo esperar a que baje el agua”.

Peregrinan 3 mil por un lugar seco en Ixtacomitán

El agua alcanza hasta los dos me­tros al interior de viviendas por el desborde del río Viejo Mezcalapa.

Con el agua hasta dos metros al interior en sus viviendas, es como se encuentran alrededor de 3 mil habitantes de la ranchería Ixta­comitán en sus cuatro secciones, debido al desborde del río Viejo Mezcalapa en consecuencia del escurrimiento el agua proceden­te del río Pichucalco y la región La Sierra.

Durante un recorrido hecho por Grupo Cantón se constató que las familias, desde la mañana, empezaron a sacar sus pertenencias para evitar se mojaran. Otros pidieron posada en la segunda planta de la casa de sus vecinos, a fin de esperar la disminución del agua que los mantiene anegado.

“Aquí empezó a llover. La par­te de atrás se fue inundando. En­tró el agua desde el río Pichu­calco, se unió ayer con el Viejo Mezcalapa. Empezó a filtrar y desbordar el Mezcalapa, hasta que nos inundó”, expresó Ricar­do Baeza Camacho, damnificado.

Por su parte doña Ana Isabel Hernández, afectada, comen­tó que el agua llegó a dos metros al interior de su vivienda, por lo que solicitó ayuda con su vecino quien le permitió permanecer en la segunda planta.

“Algunas casas desaparecie­ron como la mía. En esta colonia prácticamente no hay drenaje pa­ra sacar el agua. Entonces, ya nos comentaron que, aunque pongan bomba no se va ir tan fácil el agua hasta que baje el río”, dijo.

Al respecto Jorge Mier y Te­rán, titular de Protección Civil, expuso que en el caso de esta zo­na “ no hay nada que hacer, hasta que baje el río, lo que les estamos ofreciendo es la evacuación.”