web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

El expresidente con su camarilla.

México

Peña Nieto, quizá bien intencionado, pero ‘maleta’

El expresidente, desde el inicio y hasta el final de su sexenio, se vio envuelto en actos de corrupción de manera directa.

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el arresto del general Cienfuegos, en Los Ángeles, California, de por fuerza te­nemos que sacar a colación a otros personajes que no han sido inventados, sino que son de carne y hueso y participa­ron en la vida pública en los se­xenios de Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto. Dos de estos individuos, al igual que el entorchado, fueron miembros del gabinete de Peña Nieto y ya están en prisión.

Los unos aparentemente han desaparecido de la escena política, los otros han enveje­cido, pero siguen cobrando del erario público y andan por esas calles de Dios cubiertos de lodo.

 

‘GENTE DECENTE’

Los personajes calificados de ‘gente decente’, los presentare­mos en su momento, y a los de “menos importancia” los deja­remos un poco aparte, aunque daremos a conocer al menos los rasgos más conocidos de su tris­te existencia.

A alguna de esta categoría pertenecen Enrique Peña Nie­to, Rosario Robles Berlanga, Emilio Lozoya Austin, Carlos Romero Deschamps, Luis Vi­degaray Caso, Jesús Murillo Karam, Eduardo Medina Mora, Miguel Ángel Osorio Chong. Peña Nieto, desde el inicio y hasta el final de su sexenio se vio envuelto en actos de corrupción de manera directa.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Tal vez por eso, investiga­ciones periodísticas y el mismo presidente López Obrador aseguran que esa administración, es una de las más corruptas en la historia del México moderno.

 

LO DERRUMBÓ

A dos años de haber iniciado su sexenio, la desaparición forza­da de 43 normalistas de Ayot­zinapa, el 26 de septiembre de 2014, lo marcó de por vida.

La prensa nacional e inter­nacional condenó los hechos y la nula actuación de su go­bierno. Menos de dos meses después, el 9 de noviembre, diversos medios informativos publicaron la existencia de una residencia ubicada en Lo­mas de Chapultepec valuada en 86 millones de pesos.

La gente la conoció como la Casa Blanca. El asunto desató un escándalo que obligó al go­bierno a dar una explicación, que llegó a través de la esposa del Presidente de la Repúbli­ca, Angélica Rivera.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Peña Nieto era un indivi­duo bien intencionado, pero muy malo para seleccionar a su gente, sus amistades y a sus colaboradores más cercanos. “Maleta”, pues.

Cierto o no, el hecho es que durante su administración surgieron casos de corrup­ción como el de Javier Duar­te, el gobernador de Veracruz acusado de encabezar una red delictiva que permitió desviar unos 223 millones de pesos del erario.

A este caso se sumarían la corrupción de los gobernado­res de Quintana Roo, Roberto Borge, y de Chihuahua, César Duarte; a quienes Peña Nieto presumía como el rostro del “nuevo PRI”.

Lo decía en serio. Se sumó el escándalo de la llamada “Esta­fa Maestra”, mediante la cual al menos once dependencias usaron 128 empresas fantas­ma para engrosar los bolsillos de un puñado de vivales con ¡7 mil 760 millones de pesos!

Se destapó la cloaca en Pe­mex; corruptelas en los que participaron el director gene­ral de la paraestatal, Emilio Lo­zoya Austin, trabajadores de la misma (por el robo de combus­tible) y el dirigente sindical, Carlos Romero Deschamps.

 

Advertisement. Scroll to continue reading.

BAJO LA LUPA GRINGA

El 18 de junio de 2019, se reve­ló que autoridades estadouni­denses lo investigaban por su presunta participación en la transacción de Fertinal. Se dice que recibió sobornos por parte de Fabio Massimo Covarru­bias, accionista mayoritario de la empresa. Según el exdirector de Pemex, en 2015 Peña Nieto fue informado que la compra de Fertinal implicaba un daño a la nación. No le importó.

Por el contrario, “pre­sionó” para que la ope­ración se llevara a cabo. Lozoya Austin señala que la adquisición de esa planta se orquestó para beneficiar, entre otros, a Banco Azteca del millo­nario Ricardo Salinas Pliego e incluyó el pago de un soborno destinado a financiar campa­ñas electorales del PRI.

En agosto de 2019, el titu­lar de la UIF, Santiago Nieto, reveló que ya se indagaban sus cuentas. Sin embargo, Peña Nieto no tiene una sola denun­cia en su contra.

(Continuará)

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar