Síguenos

¿Qué estás buscando?

Columnistas

PEMEX contagia al sector eléctrico

La crisis económica producto del coronavirus se empieza a agravar, urge retomar el rumbo hacia el crecimiento, y para eso estoy convencida que se debe empezar con Petróleos Mexicanos. PEMEX, la empresa productiva más importante de nuestro país se ha vuelto una carga para nuestras autoridades y un barril sin fondo de nuestros impuestos, ya que, ¡en tan sólo 15 meses de gestión ha acumulado pérdidas de más de un billón de pesos!

La empresa petrolera presentó sus resultados del primer trimestre de 2020 con menoscabos de más de 560 mil millones de pesos (mmdp); a esta cifra hay que agregarle las pérdidas de 2019 de 350 mmdp del ejercicio neto más los quebrantos del pasivo laboral por 300 mmdp; alcanzando pérdidas acumuladas de un billón 200 mmdp.

Esto ya se anticipaba, incluso sus auditores internos KPMG Cárdenas Dorsal indicaron sobre el cierre financiero de 2019 que existía “una incertidumbre significativa sobre la capacidad de PEMEX de continuar como un negocio en marcha”. ¿Qué significa esto? Que si PEMEX no ajusta de manera urgente su Plan de Negocios a la realidad que vivimos, sus finanzas podrían colapsar teniendo que optar por la liquidación o la quiebra.

De hecho, las decisiones de PEMEX también están afectando ya a la industria eléctrica. Me explico, las refinerías que tenemos producen una enorme cantidad de combustóleo, es una especie de chapopote altamente contaminante que desde el año pasado por leyes internacionales está prohibido comercializarse.

Sin embargo, la semana pasada nuestras autoridades decidieron eliminar el despacho de energía eléctrica generada por fuentes renovables, para darle paso a las famosas “cafeteras” de CFE que usan precisamente este combustóleo. Es decir, para darle viabilidad al mal negocio de refinación de PEMEX, México tendrá que generar energía contaminante y mucho más cara.

En términos de coronavirus, mientras la neumonía de PEMEX se torna grave y rechaza cualquier tipo de intervención, también ha comenzado a contagiar a otros sectores estratégicos afectando gravemente al país y a nosotros, los mexicanos.

Te puede interesar

Advertisement