Connect with us

Hola, que estas buscando?

julio 26, 2021

Columnistas

Pasos para deshacerse de la ira indeseada (I)

Cuando sin previo aviso algo provoca tu ira, puedes tener dificultades para no sucumbir a ella.

Dado que lo que normalmente te vuelve loco es sentirte impotente frente a lo que parece injusto, tu ira es principalmente un intento de una “so­lución rápida” para corregir el equili­brio. Sin embargo, hay una multitud de problemas relacionados con esta reac­ción inmediata de ira y probablemen­te la clave es que casi nunca resuelve el problema que le dio lugar.

Pero ten en cuenta que realmente debes querer ejecutar estos pasos, es­tar lo suficientemente motivado para realizarlos, porque en el corto plazo, la ira puede ofrecerte la “recompensa” instantánea de sentirte moralmente superior ante quien sea, o lo que sea, con el que estés enojado, y darte un sentido “justificado” de rectitud (o justicia propia) pero en realidad puede reforzar una autoimagen al­go inestable, ayudarte a defender­te contra una ansiedad o depresión subyacente o una profunda sensa­ción de soledad o alienación.

Estos son pasos, llámalos ‘Mi técnica de doble R para el control de la ira”. El primero:

RELÁJATE. Puesto que la ira es la emoción que prepara todo tu cuerpo para la lucha, debes encon­trar una manera de descargar esta “energía de lucha” no productiva antes de hacer cualquier otra co­sa. Porque en este punto, tu pen­samiento ya no está impulsado por tu neocórtex más evolucionado y racional (o “nuevo cerebro”).

En este estado mental infan­til y retrocedido, lo que anhelas es venganza. Con suerte ya has des­cubierto una forma de relajarte, ya sea a través de la respiración pro­funda, rítmica y diafragmática; alguna forma de meditación, es­cuchar música tranquilizante, vi­sualización o imágenes guiadas, autohipnosis, acupresión, yoga o cualquiera de las muchas otras téc­nicas de relajación disponibles.

 

Te puede interesar

Advertisement