Connect with us

Hola, que estas buscando?

Seguridad

Paseaba en Cancún matón de Cárdenas

Benito «N» está implicado en el asesinato de una mujer, ocurrido la pasada jornada electoral. La mujer iba a votar y le dispararon dos balazos

BENITO JUÁREZ, Quintana Roo.- Benito pasea por la avenida Xcaret como cualquier turista que visita deslumbrado las playas del caribe mexicano. Pero aunque se mete a veces al agua, no disfruta el mar. Como cualquier turista, se pasea por la zona hotelera, mira los aparadores repletos de souvenirs nacionales. Pero él no compra nada. No va a ningún lado. Como mucha de la gente que deambula por la ciudad, Benito no nació aquí, vino de fuera.

Pero a diferencia de quienes lo planean, él no planeó nada. Mientras algunos de los que residen en Benito Juárez sueñan con regresar en las próximas vacaciones o en un puente largo, Benito ni se le ocurre imaginar volver de donde vino. Para el tabasqueño no hay ni llamadas telefónicas ni cartas con saludos ni siquiera una breve postal con afectos sinceros. Es como si estuviera ya preso, pero sin muros ni barrotes. Benito no ha sido detenido, pero ya ha empezado a pagar su crimen.

DOS BALAZOS EN LA CABEZA

Según los informes policiales, una mujer de 45 años de edad fue baleada por dos individuos a bordo de una motocicleta, en Cárdenas, Tabasco, el día de la jornada electoral. La víctima, se llamaba Jenny «T», y se encontraba en la escuela primaria Rafael Martínez Castañeda, de la ranchería Río Seco. La mujer había madrugado para emitir su voto y cuando llegó a la escuela se formó en la fila, que ya era bastante larga, pues los funcionarios de casilla estaban armando las urnas y ordenando las boletas electorales.

Jenny saludó en la fila y se dispuso a esperar tranquilamente en la fila. Una moto con dos motociclistas se apartó de la carretera Cárdenas-Huimanguillo y se pararon justo al lado de la mujer en la fila. Uno de los hombres accionó su arma y Jenny cayó con dos impactos de bala en la cabeza que le cegaron la vida al instante. La casilla tuvo que ser cerrada durante una hora hasta que arribó el personal de la Fiscalía General del Estado y realizaron el levantamiento del cuerpo.

CAE UNO DE LOS IMPLICADOS

Benito lleva una playera azul marino y el cabello corto con incipiente barba en la perilla. Cree pasar desapercibido como otros días. Avanza por la avenida Xcaret confiado, aunque en el fondo sabe que algún día le echarán la mano. Es 4 de diciembre, un día más ganado a su vida de fantasma.  No llegará muy lejos, unos pasos adelante, le cierran el paso, son elementos de la Fiscalía de Quintana Roo que ya lo tienen en la mira.

Benito «N» no opone resistencia cuando un agente le lee el acta de detención y lo suben a la camioneta. Lo llevan a la central de la fiscalía, donde es entregado a los agentes de la Unidad de Homicidio y Feminicidio de la Zona Chontalpa, pertenecientes a Tabasco, quienes lo aseguran y presentan ante el Juez de control que lleva la causa. Benito deberá responder como probable responsable del delito de feminicidio. Los muros visibles ya lo cercan.

Te puede interesar

Advertisement