web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Trinidad Contreras pasó dos años y diez meses en el Centro Penitenciario de Koben.

Seguridad

Pasa años preso y sale inocente

Trinidad Contreras pasó dos años y diez meses en el Centro Penitenciario de Koben, acusado de un delito que no cometió.

TENOSIQUE, TABASCO.- Trinidad Contreras regresó a su casa, en la colonia Pueblo Nuevo, de donde fue sacado con lujo de violencia por agentes de la Fiscalía de Alto Impacto hace aproximadamente dos años y diez meses.

El retorno a los suyos, después de haber sido acusado y encerra­do en el Centro Penitenciario de Koben, se debió a que el presiden­te del Tribunal de Enjuiciamiento del Sistema de Justicia Penal Acu­satorio y Oral, Héctor Abraham Puch Reyes emitió un fallo ab­solutorio en su favor, ordenan­do su liberación inmediata y el levantamiento de la medida cautelar.

Ahora Trinidad, con el número de oficio 60-20- 221JC, otorgado por el Poder Judicial entre sus manos, planea interponer una demanda contra el comandante Ricardo Artu­ro Mendoza González, sus agentes y la Ministerio Públi­co Liliana Dzul Damiá, por haberlo torturado y privado de la libertad injustamente.

El buen hombre re­cuerda la noche en que comenzó toda esa pesadilla absurda: “Me asomo por la ventana y veo a unas perso­nas golpeando el candado de la puerta de entrada. Le dije a mi esposa que se quedara quieta y me acerco a la sala».

En vez de mostrar una orden de aprehensión, los represen­tantes de la justicia le ordenaron tirarse al suelo. «Uno de ellos me pone la mano en el cuello, por la cervical, me dice luego que me pare. Me sacan afuera de la casa mientras escuchó los gritos de mi esposa en el interior de la casa».

El ex presidiario ya no vio más porque los agentes le pusie­ron una bolsa negra en la cabeza. «Cuando me di cuenta estábamos en la Vicefiscalía de Escárcega, Campeche. Ahí me acusaban por el delito de extorsión a una perso­na; estaba el comandante Ricardo Arturo Mendoza González y la Ministerio Público, Lilia­na Dzul Damián, adscrita a la Unidad Especializada en Combate al Delito de Se­cuestro»

DETENCIÓN ILEGAL Y CON TORTURA

Fueron los propios agentes que lo tortu­raron y golpearon hasta hacerlo firmar su declara­ción de culpabilidad, la cual fue integrada a la carpeta de juicio 25/19/2020.

Trinidad nunca se dio por ven­cido, aunque estaba lejos de los suyos, en un lugar tan hostil como la cárcel.

«Ahorita aquí en Tenosique hay una demanda en contra de la Fiscalía de Alto Impacto, ya que ellos realizaron mi detención de manera ilegal y arbitraria, además de que me torturaron, ellos deben responder por el abuso de autoridad del que fui objeto y todo lo que re­sulte».

Trinidad en esto tampoco se dará por vencido hasta que los culpables paguen por los años de libertad que le robaron.

Te puede interesar

Advertisement