Connect with us

Hola, que estas buscando?

septiembre 23, 2021

Columnistas

Parecen la gata de angora

¿Qué nos pasa?, esa es la pregunta que a veces este servidor se hace cuando leemos no críticas con fundamentos sino ataques viscerales a las diferentes obras que el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador realiza en Tabasco, su tierra; lo peor es que no vienen de ciudadanos de otros estados, las cuales serían entendibles, sino de los propios tabasqueños que militan o que tienen algunos intereses partidistas o que simplemente perdieron privilegios obtenidos fuera de la ley, esos que no regresarán por lo menos no, en este sexenio.

Hemos visto y leído cómo se ha denostado la construcción de la refinería del puerto de Dos Bocas, incluso asegurando que se acabó con miles de especies en peligro de extinción, así como de millones de hectáreas de manglares, los cuales desde hace muchos años ya no existían, cuando en realidad esta obra está detonando fuentes de empleos dentro y fuera del proyecto y si lo duda, lean reportaje de Tabasco HOY publicado este miércoles o vayan a darse una vuelta por la zona.

Intentaron con una fotografía tomada de mala intención denostar la construcción del distribuidor vehicular de avenida Universidad previo a su inauguración, fue una guerra de memes, acusaciones y hasta afirmaciones que se cayeron poco a poco, incluso llegaron a colocar el tema en la agenda nacional, y no fueron los de afuera, los mismos tabasqueños.

Ha menospreciado toda la rehabilitación de carreteras en la zona de los ríos y de la Chontalpa, porque simplemente están para señalar lo malo.

Ahora tocó el turno al parque Centenario 27 de Febrero, pues tras anunciar el gobierno federal una rehabilitación integral de la ciudad deportiva donde están incluidas estas instalaciones, comenzaron las descalificaciones.

“No es una obra prioritaria”, “hay otras necesidades en Tabasco”, “no se vale porque faltan medicamentos”, y etc, etc, etc, fueron cientos de mensajes cuestionando esta inversión. Seguramente si al término de este sexenio no le hubieran metido mano al Centenario estos mismos hubieran dicho: “De nada sirvió tener un presidente tabasqueño ni el parque de béisbol pintó”, “no que le gusta el béisbol al Presidente y no hizo nada por el Centenario”, y así.

Es un cuento de nunca acabar, algunos parecen una gata de angora…

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement