web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Voces

Para quienes usan transporte público

Para los ciudadanos cuya acti­vidad laboral es prioritaria en tiempos de la pandemia que por causas de fuerza mayor requie­ran hacer uso del transporte pú­blico y estar en supermercados, te recomiendo tomar las precau­ciones instruidas por la Secreta­ría de Salud.

Es de suma importancia que antes de salir de casa se laven las manos con agua y jabón, con técnicas instruidas por la Se­cretaría de Salud y portar un frasco pequeño de gel con alco­hol al 70 por ciento, para lim­piarse las manos.

El uso generalizado de cubre­bocas no se recomienda, excepto en personas con síntomas de in­fección de vías respiratorias, en cuyo caso hay que colocarlo an­tes de salir de casa y llevar en el bolso dos o tres de repuesto pa­ra cambiarlo en cuanto se hume­dece, pues cuando esto ocurre el efecto protector se invierte y se incrementa el riesgo de atrapar más gérmenes externos para quien lo porta.

Con o sin cubrebocas, es muy relevante toser y estornudar cu­briendo boca y nariz con el án­gulo del codo, pues la fuerza de expulsión de aire y saliva en un estornudo puede alcanzar una velocidad de entre 70 y 150 kiló­metros por hora.

No es necesario usar guantes de látex para evitinfear contacto con superficies en el autobús o me­tro, lo que sí es indispensable, es no tocarse con dedos o manos la cara, ojos o cubrebocas durante el trayecto.

Una de las medidas más efec­tivas para reducir el riesgo de contagio, es mantener la sana distancia de metro y medio con otras personas dentro del trans­porte público y con usuarios de supermercados, mercados o far­macias.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Concluido el traslado y al lle­gar a su destino, las personas deberán retirar el cubrebocas, enrollarlo y tirarlo a la basura, proceder a lavarse las manos con agua y jabón, con técnicas instruidas por la Secretaría de Salud y en caso de que no sea po­sible, asearse las manos con gel antibacterial.

Al emprender el regreso a casa, hay que aplicar puntual­mente las mismas medidas has­ta llegar a su domicilio y donde, antes de pisar dentro de la casa es conveniente limpiar las sue­las de los zapatos con una jerga remojada en agua y cloro. Pos­teriormente, dentro de la casa lavarse las manos con agua y ja­bón, cambiarse de ropa y dejar la que se traía en el depósito de ropa sucia.

Para quienes requieren salir de compras, elaborar una lis­ta de insumos indispensables para alimentación, medica­mentos, materiales de farma­cia, higiene personal y de casa. Que vaya de compras una per­sona por familia, de preferen­cia adulto sin factores de riesgo y siempre que sea posible hacer pagos electrónicos.

 

Te puede interesar