web analytics
Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

¿Para qué sirve la dexametasona en pacientes COVID-19?

La OMS afirma que no se observó que resultara beneficioso para los enfermos que presentan síntomas leves.

La dexametasona es un medicamento que se ha popularizado desde que científicos revelaron en un estudio que servía para tratar a algunos pacientes con COVID-19, pero no es efectivo en todos los pacientes con la enfermedad.

Si bien se ha demostrado que el tratamiento con este fármaco reduce en un tercio la mortalidad entre pacientes que requieren ventilación, y en alrededor de un quinto entre pacientes que sólo precisan oxigenoterapia, no ha mostrado beneficio para los pacientes con síntomas leves de COVID-19.

 

¿Qué es la dexametasona?

La dexametasona es un corticosteroide utilizado en gran variedad de afecciones por sus efectos antiinflamatorios e inmunosupresores.

Se utiliza para reducir la inflamación con que cursan varias enfermedades como algunos tipos de cáncer y otras patologías como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Sin embargo, es un antiinflamatorio potente que reduce la respuesta inmunitaria y que puede aumentar el riesgo de contraer otras infecciones.

¿Para qué sirve la dexametasona en pacientes COVID-19?

En pacientes COVID-19, la dexametasona se puede aplicar porque reduce los síntomas asociados a los procesos inflamatorios del sistema respiratorio.

Impide la acumulación de células inflamatorias y de mediadores de la inflamación, pero no trata la causa que lo genera.

Ya que suprimen el funcionamiento del sistema inmunológico, no se pueden emplear en las etapas iniciales de la enfermedad: solo son útiles en la etapa inflamatoria.

Se usa en los pacientes para detener parte del daño producido en el sistema inmunológico, mientras el organismo intenta luchar contra el coronavirus.

 

La OMS afirma que no tiene beneficios en pacientes con síntomas leves

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que no se observó que resultara beneficioso para los enfermos que presentan síntomas leves.

Por ello, la OMS está actualizando las orientaciones terapéuticas para incluir la dexametasona u otros corticoesteroides en tratamientos contra el COVID-19.