Connect with us

Hola, que estas buscando?

septiembre 27, 2021

Columnistas

Para que estés mejor en casa

NEFRÓLOGO GUSTAVO ALEJANDRO CASAS APARICIO

Ignorar noticias falsas

Es muy importante que todos estemos conscientes del mane­jo del coronavirus, con una in­formación apropiada para no caer en noticias falsas, pero, sobre todo, dirigirse con gente que tenga la experiencia de es­ta infección como los neumólo­gos, infectólogos, internistas e intensivistas preparados.

Respecto del tratamiento, de forma general carecemos de la vacuna y es probable que no la tengamos hasta dentro de 12 o 18 meses y pese a que hay al­gunas opciones de tratamiento, ninguna está probada hasta el día de hoy. Sin embargo, los mé­dicos hoy tienen algunas medi­das hacia dónde moverse con pacientes graves.

Hay una serie de medica­mentos que están ocupando pero que no se deben de dar a gente que está fuera del hospi­tal porque requieren vigilancia y estar revisando que no causen efectos adversos. Y hay que es­tar esperando lo que dicen las investigaciones hasta que haya un tratamiento apropiado.

El virus es una cosa seria y para evitar que la ola de la pan­demia pase lo más pronto po­sible sin colapsar el sistema de salud, lo que hay ahorita es la sana distancia que se ha difun­dido en los medios, lavarse muy bien y a cada rato las manos, te­ner poco contacto con la gente, porque sólo esto va a hacer que no seamos contagiados.

Hay que hacer mucho énfasis en la parte de estar en casa, es muy importante esta acción en las próximas dos semanas, ade­más de las acciones de sana dis­tancia, y lavarse las manos.

Este es un punto muy impor­tante porque desgraciadamente nuestra población mexicana no se lava las manos. Y hacerlo con agua y jabón de preferencia. El gel alcohol es un adecuado sus­tituto cuando no se tienen agua y jabón.

Pero de forma ideal debe­ríamos lavarnos las manos una vez por hora en el transcurso del día, si es que no tenemos un contacto con alguien más o al­guien estornudó a nuestro al­rededor, pero no tuvo tiempo de reaccionar y no se cubrió con el estornudo de etiqueta, sino con las manos, en ese momen­to tendríamos que lavarnos las manos de forma sin tocar la ca­ra, en especial los ojos, la nariz y la boca para evitar el contagio.

El uso de cubrebocas no es de apoyo e, incluso, podría re­sultar perjudicial traerlo en la calle si no se es un paciente con­tagiado, ya que es un factor de contagio ya que la mayoría de la gente no está acostumbrada a portarlo y se olvida de no tocar­se ojos, nariz o boca o deja de la­varse las manos.

Considero que la población tome conciencia y se haga res­ponsable, debemos aportar lo que nos toca desde cada una de nuestras trincheras, para que logremos llevar este proceso.

 

 

NUTRIOLOGA CLÍNICA VANESSA SOTELO TURBAN

Actitud positiva y sana alimentación

La actitud positiva, algo de ejercicio y una sana alimentación pueden hacer la diferencia entre salir de la cuarentena con algunos kilos de más o mantenerse en el peso ideal y con un organismo saludable y fortalecido.

El estado sedentario y el encierro prolongado por la cuarentena obligada ante la pandemia de co­ronavirus, puede llevarnos a subir de peso muy rápido o en el sentido contrario a bajar de peso desproporcionadamente.

Lo ideal es mantener una dieta que nos permita mantenernos dentro de nuestro peso prin­cipalmente a través de una dieta saludable y eliminando lo más posible la comida chatarra y los refrescos embotellados.

Hay que tener en cuenta que siempre es más rá­pido subir, que bajar de peso, no sabemos cuánto tiempo vamos a estar en casa y si no llevamos una dieta balanceada podemos aumentar hasta medio kilo por día y al final de la cuarentena habremos acumulado sobrepeso. Una de las principales re­comendaciones para mantenerse sano y sin subir de peso durante la contingencia es evitar que ha­ya comida chatarra en casa.

Para contrarrestar el antojo, la ansiedad, lo más recomendable es tener en el refrigerador verdu­ras o frutas picadas, frutos secos que sustituyan a la comida chatarra cuando nos entren esos epi­sodios de ansiedad. La fruta o la verdura ya debe estar picada y guardada en tuppers o bolsas, pa­ra que cuando tengamos el antojo, podamos co­merlas en el momento, pues al ver la fruta entera podría inhibir su consumo evitar su preparación. CONSULTAS: 99-33-60-31- 74

 

 

PSIC. MONSERRAT CAMACHO LANDA

La verdadera lección a hijos

Cuando sin motivo sacamos a la calle a nuestros hijos durante el tiempo de cuarentena, no solamente los estamos exponiendo al contagio y a la propaga­ción del virus, simbólicamente les esta­mos diciendo que está bien ir en contra de las normas para satisfacer nuestras propias necesidades. Recordemos que el primer aprendizaje en los niños es el vicario, es decir a través de lo ven a su al rededor, imitando lo que hacen las personas con quienes conviven; si ma­má y papá no respetan las reglas, “¿por qué debería hacerlo yo?” o “¿por qué me obligan papá y mamá a obedecer si ellos no lo hacen?” son preguntas que podrían pasar por la mente de los pe­queños y más adelante pueden traer­nos dolores de cabeza con respecto a la implementación de la disciplina si no se unifican los criterios para abordarla.

Limitamos su capacidad para de­sarrollar empatía, esa característica que nos lleva a ponernos en los zapa­tos de los demás y poder identificar las emociones o situaciones que éstos atraviesan. Aterrizándolo en esta cir­cunstancia del distanciamiento social en particular, el miedo, la angustia, an­siedad, etc., que pudieran sentir otras personas deja de tener valor y nos ha­ce egoístas ya que no sólo emocional­mente sino físicamente vulneramos la integridad de los demás miembros de nuestra comunidad al no tomar en cuenta las necesidades de las demás personas y exponerlos al contagio.

Te puede interesar

Advertisement