Connect with us

Hola, que estas buscando?

Familias afectadas piden a las autoridades los reubiquen.

Centla

Pánico por ‘Nortazo’

El mar ya ganó 300 metros en 10 años, con el FF-36 amenaza ‘devorarlas’, pues olas llegan a sus patios.

EL BOSQUE, CENTLA.- Unas 10 familias provenientes del municipio de Alvarado, Veracruz, en busca de mejorar sus capturas de especies pesqueras, a finales de las década de los 70, primero pernoctaron un tiempo en la Playa Miramar, Centla, años después se trasladaron a la desembocadura del río Grijalva donde se establecieron como ‘paracaidistas’, comenzaron a construir sus viviendas y en 1983 fue reconocida por la autoridad municipal como colonia “Llegó la Hora”.

De acuerdo a unos fundadores cuando construyeron sus casas, el mar se encontraba entre 300 y 400 metros, pero con los años este se fue acercando a las viviendas, todavía hace dos años se encuentran a unos 200 metros y el año pasado se acercó otros 100 metros, sin embargo aún no les afectaban las olas del mar, incluso había años que se alejaba y otros que se acercaba.

MIEDO AL NORTE QUE ENTRA HOY

Sin embargo la tarde-noche del domingo, pensaron que el mar acabaría con sus viviendas, principalmente unas 10 que se encuentran a la orilla y que amenazan las olas con derribarlas, pues con las lluvia la marejada bajó, pero se espera que hoy se presente un nuevo evento de norte y esta si acabaría con las viviendas, pues algunas ya fueron alcanzadas y sus habitantes tuvieron que buscar refugios con familiares.

Don Margarito Cardoza Méndez, fundador de la colonia El Bosque, dijo que cuando familias de Alvarado Veracruz llegaron a este lugar, el mar llegaba hasta donde ahora están las casas, pero poco a poco fue regalando tierra y la costa se fue alejando, por lo que muchas familias que iban surgiendo, comenzaron a construir sus chozas en la tierra firme que se iba formando.

Dijo que en la colonia donde a la fecha habitan 80 familias, el mar se alejó 300 metros, pero de 10 años a la fecha comenzó a meterse nuevamente, llevándose la tierra que les había regalado, como si éste estuviera reclamando lo que le pertenece.

Las olas me tocan la puerta de atrás’

Pablo Solís Palma, dijo que hace 10 años compró un terrenos a la orilla del mar en la colonia El bosque, cuando el mar se encontraba a 300 metros de su propiedad y con el esfuerzo de su trabajo, ya que se desempeñaba como electricista en un compañía de plataforma, logró construir su casa, donde invirtió alrededor de 200 mil pesos, hoy ya no tiene trabajo y se dedica a la pesca, por eso pide a la autoridad correspondiente que reubiquen las familias afectadas y los saquen del peligro.

Pablo Solís clama ayuda pues el mar golpea las paredes de su casa.

Indicó que la noche del domingo, vivieron una pesadilla, pues las olas comenzaron a golpear las paredes de su casa y es muy probable que se vaya a derribar, pues el mar sigue avanzando y unas 10 viviendas están en un peligro, es necesario su reubicación, pues a él los de Protección Civil los trasladaron a la Casa de Salud que no está en funciones, para que la ocupe como albergue, y solamente le dejaron tres latas de atún, un galleta soda y un refresco.

Tabasco HOY

Te puede interesar

Advertisement