web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Ante las intensas lluvias que prevalecen en la sierra, siguen riesgos de deslaves.

Tabasco

Oxolotán en peligro

Tras las corrientes de agua un total de 42 familias de Tacotalpa temen por sus vidas ante el riesgo que la ladera en la que viven desde hace más de 30 años se deslice; las viviendas presentan grietas que las parten en dos.

OXOLOTÁN, TACOTALPA. Un to­tal de 42 familias que se encuen­tran establecidas desde hace más de cuatro décadas en una de las laderas del cerro “La Loma” del poblado Oxolotán, están en ries­go de ser sepultadas ante los con­tinuos deslaves provocados por las intensas lluvias que aún pre­valecen en la zona serrana de la entidad.

Autoridades de protección ci­vil del municipio informaron a los habitantes que las fracturas en sus viviendas es un fenómeno natural por la temporada.

Durante el recorrido realiza­do por Grupo Cantón en Oxolo­tán y sus 12 colonias que lo con­forman, se observó al menos dos asentamiento que se encuen­tran en peligro de desaparecer por un alud de tierra, Nuevo Re­forma y el barrio de Santo Do­mingo, comunas localizadas en las inmediaciones de una de las colinas que ya presenta reblan­decimiento.

José Rodolfo Jiménez Martí­nez, delegado de esta población localizada al sur del municipio de Tacotalpa, señaló que fue des­de el pasado jueves por la tarde, cuando habitantes de estas dos colonias alertaron del crujido del cerro “La Loma”, posteriormen­te de las fracturas y cuarteaduras que sufrían las viviendas, donde en algunos casos las estructuras se dividían en dos.

El también cabeza del Comité de Protección Civil Voluntario, conformado por los vecinos de las 12 comunidades, indicó que derivado de las inundaciones re­gistradas en días pasados, a la fe­cha son 278 familias afectadas en todo Oxolotán, lo que represen­ta a más de 492 personas, de las cuales siete sufrieron la destruc­ción de su viviendas por estas fracturas en la colonia Nueva Re­forma, seis en el barrió de Santo Domingo y más de 40 están ries­go de terminar sepultadas por los continuos deslaves.

SIN SER SOCORRIDOS

María Leticia Martínez Pérez, una de las tantas afectadas por este fenómeno que amenaza la seguridad de sus seres queridos suplicó la intervención de las au­toridades pues es imposible poder pasar una noche en el lugar, pues continuamente se escucha el cru­jido de los árboles que caen por desprendimiento de tierra.

“En la noche se escuchan rui­dos en el cerro, si se llegara a des­gajar morimos, no tenemos a don­de ir, no nos dan información, que nos apoyen, es mucho el peligro, ya no podemos seguir aquí” dijo.

INSEGUROS EN EL ALBERGUE

Las familias que fueron desaloja­das de sus viviendas que están a punto de colapsar, fueron alber­gadas en la casa de uso múltiples, ubicada a solo un par de metros y en medio del mismo asentamien­to, Amelia Gómez Gómez encar­gada del refugio temporal, indi­có que a pesar que ya salieron el peligro de sus propias casas, aún se encuentra latente que el cerró presente algún deslave.

“Ya una de las caras del cerro desapareció debido a las lluvias, y ahora ya se está empezando a mo­ver del lado donde estos nosotros, pero Protección Civil del munici­pio solo nos dice que es algo nor­mal que se presenta en esta tem­porada de lluvias”.

DEJARÍAN DESLAVES AISLADOS A 6 MIL

El pavimento del tramo carre­tero entre la Villa Tapijulpa y el pueblo de Oxolotán pre­senta serias afectaciones por varios deslaves, que pueden acabar con el camino y dejar incomunicados a más de 6 mil habitantes de la zona serrana, por lo que solicitan el apoyo de las autoridades estatales y federales.

De acuerdo al levanta­miento realizado por el mis­mo Comité de Protección ci­vil y Voluntario del poblado de Oxolotán, son al menos cinco los puntos a lo largo de la ca­rretera que ya presentan di­versas fracturas y que pone en jaque a los habitantes de esta zona de quedar completamen­te incomunicados

El delegado José Rodolfo Jiménez Martínez, indicó que en el punto ubicado entre las colonias de Guerreo y Cuviac, hay un asentamiento de al me­nos cinco metros que atraviesa por completo la carretera.

“La fractura es de al menos 5 centímetros de separación, mientras que en otras partes como en Cuitláhuac ya se está trabajando para liberar el ca­mino”.

De igual forma, indicó que la creciente del río La Sierra, provocó deslaves sobre el mar­gen izquierdo del afluente de más de 100 metros.

Te puede interesar

Advertisement