Conecta con nosotros
104 vistas -

Centro

Oración para una recién nacida en Villahermosa

Madre colombiana probable asesina de su hija de apenas un año y medio de vida. Ella no recuerda nada. Examen toxicológico da positivo.

Publicada

en

VILLAHERMOSA.- Desde las tres de la tarde, sobre la avenida México, no han dejado de pasar una camioneta de la policía preventiva, dos motopatrullas, un vehículo de la Policía de Género con número 71676 y una ambulancia. Al final, arriba la camioneta blanca del Servicio Médico Forense.

El ajetreo tiene lugar en la calle Cedro, de la colonia El Bosque. Una puerta entreabierta de una casa habitación puso nervioso a todo el vecindario.

En la acera estaba un hombre esperando la llegada de la autoridad. Su rostro estaba lívido como la cera. Él mismo había llamado a los servicios de emergencia porque en el lugar había encontrado una recién nacida muerta.

HARÍA UN FAVOR A SU HERMANO

Isidro contó a los agentes de la unidad 71709 de la zona 6-Oeste que había llegado hasta ese lugar para hacer un favor a su hermano, el cual consistía en sacar los muebles porque al día siguiente vencería el contrato.

Su hermano no lo había querido hacer por no toparse con su pareja porque al parecer se encontraba en conflicto con ella. El buen hermano refirió a los agentes que la compañera de su carnal se llamaba Rossi «N», de origen colombiano, y que ésta tenía una hija de año y medio, también de origen colombiano.

Y que muy probablemente era la recién que encontró muerta dentro. Justo como declararía horas después la propia madre.

ESTABA CUBIERTA CON UNA SABANITA

De acuerdo a los primeros reportes de investigación, la pequeña fue encontrada en un cuarto del departamento. Estaba en la cama cubierta con una sabanita color rosa hasta el cuello, pero alrededor del colchón se había extendido una gran mancha rojo sepia.

Los peritos de la Fiscalía General de Justicia encontraron dos heridas en el cuerpo de la recién nacida: una en el hombro, y otra en el abdomen. A la altura del hombro, sobresalían las vísceras.

El cuerpo de la menor es sacado del lugar a las 17:24. Los vecinos guardan silencio al paso de la pequeña. La madre no ha aparecido desde la mañana.

MADRE TENIA ROPA CON SANGRE

Dos horas después aparece una mujer joven, desorientada por los pasillos de la Fiscalía. Pegunta por su hija. Quiere verla. Los agentes se le quedan viendo.

La mujer lleva sus ropas manchadas de sangre seca. Una agente le informa lo que ha pasado. Ella desconoce saber qué ocurrió. No recuerda nada. Solo quiere ver a su pequeña, abrazarla.

Niega que ella le haya hecho daño. Lo asegura con una firmeza tal, que sino fuera por las manchas secas sobre su vestimenta todos le creerían.

No la ven bien. Está alterada. Al final acaban por realizarle unos exámenes toxicológicos. El resultado da positivo. Los vecinos del edificio 106 elevan una oración por el angelito colombiano.

ÁNGEL CASTRO
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

 

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia