Connect with us

Hola, que estas buscando?

agosto 5, 2021

Unos 200 migrantes se han refugiado en un campo de futbol debido a que la casa migrante está en cuarentena.

Tabasco

Olvidan a 200 migrantes varados

Las hondureñas infectadas declaran que entraron a Tenosique a través del transporte público y sin protección. Esperan brigadas de Salud y no llegan.

TENOSIQUE.- Los caminos, el transporte, los nuevos grupos de personas, los recintos, las casas de seguridad, son elementos que ponen todos los días en riesgo a migrantes centroamericanos de contraer el SARS-COV2 y sus variantes que en México ya se identifican: Alfa, Beta, Gama y Delta.

De acuerdo con la versión de algunos migrantes que han logrado cruzar las fronteras de Guatemala y México, procedentes desde Honduras; algunos centroamericanos se han quedado en el camino presas de la fiebre, algunos por contraer el dengue y otros por razones no tan claras, pues en el camino, no hay médicos que identifiquen los síntomas.

Aún así, los grupos de migrantes avanzan kilómetros y delante de ellos alcanzan otros grupos de caminantes sobre la frontera, ahí, el riesgo de contagios masivos es más alto, no importa si son hombres o mujeres y con las nuevas variantes, niños o adolescentes.

VIAJARON EN COMBIS

El tiempo de contagio y las horas de camino y descanso, hacen que los migrantes del triángulo del norte, muestren los síntomas justamente cuando ya están en la ciudad de Tenosique. Algo parecido ocurrió con las tres mujeres que ahora mismo convalecen en la Casa del Migrante de “La 72”.

Las mujeres que llegaron contagiadas, una vez que cruzaron la frontera, burlando la garita, por los caminos de montaña, subieron a una combi del transporte público y, al llegar a la ciudad de Tenosique, pidieron albergarse en la casa. Afortunadamente, por los síntomas se detectó de inmediato y se activó la cuarentena.

“Están bien y se ha establecido una cuarentena para todos en la casa”, aseguró Fray Gabriel Romero, encargado de la estancia en esta ciudad.

150 EN CUARENTENA

Médicos Sin Fronteras, una organización no gubernamental que atiende a migrantes en la casa de “La 72”, ha evaluado la situación de esta estancia y recomendó que no más de 150 personas entren al albergue.

La casa del migrante unos meses atrás albergaba a poco más de 500 personas otorgándoles hospedaje y alimentación por pocos días, sin embargo, con la noticia del contagio, este albergue está en cuarentena.

SIGUEN DESPROTEGIDOS

Debido a esto, las personas que están llegando, se asientan alrededor de la casa, ocupando una especie de campo deportivo, cuyas gradas sirven de cama y las bolsas negras de basura, son la capa que les protege de la lluvia y el sereno de la madrugada. Otros, rebuscan entre la basura pedazos de colchones que les sirve de descanso. La pila de agua de un rancho ganadero es la regadera comunitaria que les asea el sudor del día.

NADIE SALE NI ENTRA

Aquí, afuera de la casa, nadie porta su cubrebocas, por estar al aire libre y tampoco son beneficiarios de los alimentos que hay adentro. Adentro de la casa los medicamentos para contrarrestar la enfermedad se aplica de manera constante a los pacientes que se recuperan.

HILARIO PAREDES
GRUPO CANTÓN

tabascohoy.com

Te puede interesar

Advertisement