Conecta con nosotros
17 vistas -

Vivir Bien

Obtén una sonrisa impecable

Checa estos consejos para conseguir unos dientes más blancos.

Publicada

en

El objetivo del blanqueamiento dental es eliminar las manchas externas de los dientes causadas por la acción del taba­co y los pigmentos contenidos en los ali­mentos y bebidas, especialmente si no se mantiene una higiene dental adecuada.

Una limpieza de boca periódica (cada seis meses) y el uso habitual de pasta de dientes blanqueadora podría mantener la coloración natural de los dientes. De lo contrario las manchas se harán persistentes e intensifica­rán su coloración, siendo en tal caso el blanqueamiento dental o la coloca­ción de carillas y fundas las únicas po­sibilidades de lograrlo.

El esmalte que recubre los dien­tes es ligeramente poroso, provo­cando que queden residuos cada vez que comemos.

Por lo general, basta con cepillarnos para remo­ver estos restos sin embargo, exis­ten alimentos y bebidas como el ca­fé, el té o las gaseosas que manchan de manera más penetrante y como consecuencia, nuestros dientes co­mienzan progresivamente a ad­quirir un tono amarillo.

La buena noticia es que devol­verles la luminosidad a tus dientes no es tarea imposible.

Prueba con estos trucos:

 

  1. BICARBONATO

Aplica un poco de bicarbonato sobre tu crema dental y cepilla de manera habitual. Repite dos o tres veces a la semana. ¡Te sorprenderán los resultados!

  1. PLÁTANO

El plátano tiene una gran concentración de ácido salicílico el cual, es ideal para blanquear los dientes. Una vez limpios, frota la cáscara de esta fruta por lo menos durante dos minutos.

  1. FRESAS

Este es uno de los remedios más populares a la hora de blanquear tu dentadura. Estas contienen ácido málico, una enzima natural que ayuda a remover la decoloración de los dientes.

 

  1. ACEITE DE COCO

Además de ayudar a que tus encías estén sanas gracias a sus propiedades desinflamantes, el aceite de coco funcionará como blanqueador. Utilízalo para enjuagarte y pronto verás los resultados.

 

  1. CÁSCARA DE NARANJA

Ayuda a eliminar las manchas producidas por el cigarrillo y la cafeína en tus dientes. Puedes utilizar una cáscara todas las noches antes de ir a dormir, el efecto es casi inmediato.

 

  1. AGUA OXIGENADA

La decoloración te ayuda a mantener tus dientes casi cristalizados. Este método, puedes hacerlo con una pasta de bicarbonato de sodio con un poco de esa agua, y cepillarte todas las noches.

  1. ALBAHACA

Esta especia puede hacer que tus dientes recobren el blanco natural de los mismos. Utiliza la albahaca morada, déjala al sol por unos instantes, después muélela y con este polvo cepíllate.

  1. LIMÓN

Mezcla unas gotas de limón con sal, frótalas sobre los dientes, al menos dos veces por semana y luego retírala con abundante agua. Notarás los cambios en unas pocas semanas.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia