Conecta con nosotros

Opinión

Obesidad, diabetes, hipertensión y Covid

Publicada

en

88 Visitas

La epidemia por Coronavirus ha representado una amenaza crítica para la salud pública de México y el mundo. Se ha reportado de manera exhaustiva y evidente, que las personas mayores de 60 años y con comorbilidades como obesidad, diabetes, o hipertensión tienen mayor riesgo de presentar complicaciones graves por Covid-19.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y la Secretaría de Salud, el 18 por ciento de los mexicanos contagiados tenía obesidad, el 15 por ciento diabates y el 19 por ciento hipertensión, más que en las personas con pruebas negativas.

Además, una mayor proporción de pacientes con obesidad ha requerido apoyo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y ventilación mecánica. Este mismo estudio revela que las personas con obesidad, diabetes e hipertensión tienen casi dos veces más probabilidades de desarrolloar COVID-19 severo al ingreso hospitalario. Con el segundo lugar a nivel mundial, el 74 por ciento de los adultos y el 38 por ciento de los niños mexicanos tienen sobrepeso u obesidad, Y en los últimos años, Tabasco ha ocupado los primeros lugares nacionales, lo que ha ocasionado el incremento de nuevos enfermos con diabetes e hipertensión, así como el padecimiento del colesterol y triglicéridos elevados, e insuficiencia cardiaca a temprana edad.

El INSP también señala que en nuestra entidad estos son los principales padecimientos de las personas, por no tener una adecuada alimentación ni ejercitarse, reportando de manera alarmante que más del 12 por ciento de los jóvenes tabasqueños con edad menor de 20 años han sido diagnosticados con algún tipo de diabetesy un 22 por ciento con problemas de hipertensión, derivados del sobrepeso u obesidad infantil. esto representa un alto costo que desequilibra cada año el presupuesto destinado a servicios de salud en Tabasco.

Atender a estos pacientes resulta lacerante para las economías familiar, estatal y nacional; representa para el país un gasto de decenas y haste centenas de miles de millones de pesos, sobre todo por su tratamiento junto a otras enfermedades crónico degenerativas y sus complicaciones. En las semanas más álgidas de la pandemia en Tabasco, durante los meses de julio de 2020, febrero y septiembre de 2021, esta triada fatídica resultó ser la comorbilidad más letal, asociándose hasta con tres cuartas partes del total de hospitalizados en uci y de decesos, cuasando alarma en su momento por los cientos de miles de tabasqueños que en edad madura y avanzada padecen obesidad o diabetes. Esto pone de manifiesto que el esfuerzo por combatir y prevenir la obesidad debe ser mayor, a fin de reducir la carga de enfermedades crónicas y los resultados adversos de epidemias virales que a futuro serán más frecuentes y dinámicas.

En la nueva normalidad y la postpandemia, todos debemos reanudar y emprender nuevos y mejores hábitos de activación física y de alimentación saludable, para prevenir altos riesgos ante éstas y otras enfermedades, y disfrutar de una mejor calidad de vida.

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia