Conecta con nosotros

Entre números

Nuevo periodo en Congreso ¿Aún hay esperanza?

Publicada

en

1337 Visitas

Este 1º de febrero inicia el segundo periodo ordinario de sesiones en el Congreso Federal y en el Congreso de mi querido estado: Tabasco. Cada que arranca un nuevo periodo hay mucha expectativa, emoción y sobre esperanza de que se tomarán las decisiones correctas.

El último periodo, siendo totalmente honesta y haciendo un trabajo de retrospección, quedamos a deber a los mexicanos. Iniciativas de interés ciudadano fueron congeladas para darle prioridad a las del Ejecutivo, y el trabajo de las Comisiones fue demasiado lento y sin transparencia, y también debo decirlo más político que técnico. A nivel federal algunos de los grandes pendientes siguen siendo la reactivación económica tras la pandemia del COVID-19, la regulación del cannabis, una ley de ciberseguridad, la ley general de comunicación social, la ley general del agua y por supuesto es prioritario procesar nombramientos importantes del Gobierno Federal.

Este año vienen elecciones importantes en 6 estados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, esperemos no quedarnos sin legisladores durante los meses de campaña. Y en la tierra del presidente las cosas no andan nada bien ¡en Tabasco están matando a nuestras mujeres! Urge emitir la alerta de género, los recientes feminicidios son un hecho que no debemos minimizar. También urge transformar nuestro congreso en un verdadero Parlamento Abierto y abrir sus puertas a todos los ciudadanos, que el poder legislativo pueda modificar el presupuesto enviado por el ejecutivo, hacer de Tabasco un estado incluyente de animales, paridad en todo, pero sobre todo es prioritario activar proyectos de agricultura, ganadería, comercio y todo lo que genere desarrollo, porque Dos Bocas no le está dando de comer a miles de bocas tabasqueñas. La productividad de un legislador no se mide por cumplir caprichos, se mide y se potencializa cuando le da voz a los ciudadanos en la máxima tribuna. Por eso llevé a cabo un ejercicio de Parlamento Abierto en donde escuchamos todas y cada una de las opiniones y voces de mis paisanos y con ellas construir mi agenda legislativa.

Tenemos innumerables pendientes y los colores no deben ser obstáculo, al contrario, nuestras diferencias deben unirnos, por eso es realmente prioritario que toda descalificación entre legisladores termine. Nuestra obligación es darle nivel al debate, y la única forma de lograrlo es a través de una discusión con argumentos técnicos, no ideológicos.

Cuando somos legisladores dejamos de ser ciudadanos, somos defensores y la voz de quienes representamos. Este nuevo periodo hagamos que el trabajo legislativo sea realmente de utilidad para nuestra gente.

tabascohoy.com

EDICIÓN IMPRESA

Tendencia