VIVIR BIEN

Cuidado con lo saludable

No todos los alimentos que aseguran ser sanos lo son, así que debes estar atento.



Cuidado con lo saludable

(Tabasco hoy)

20 % de los niños menores de cinco años en los países en desarrollo, padecen anemia vinculada a la deficiencia de hierro.

28/11/2012 05:04 / Centro, Tabasco

Existen alimentos que se consideran saludables, pero no lo son, o al menos, no deben ser consumidos regularmente, ya que poseen propiedades que te hacen subir de peso o que afectan el organismo.

"Debemos ser más conscientes de lo que comemos y desconfiar de los alimentos que aseguran tener las propiedades necesarias", sugiere el nutriólogo Rafaél Conde Díaz.

Que no te engañen Debido al ritmo de vida, a veces se toman decisiones que a la larga pueden repercutir, tal es el caso de las personas que comen a menudo barras integrales que aseguran dar los nutrientes necesarios, sin embargo, muchas de estas contienen exceso de azúcar.

Dentro de estos alimentos, están también las ensaladas, ya que muchas personas acostumbran a ponerle aderezos, los cuales contienen altos niveles de grasa, "en este caso se recomienda utilizar aderezos light, o aceite de oliva", recomienda Conde Díaz.

"La granola es otro de los alimentos que consideran sano, pero que debe ser usado con moderación, ya que muchas marcas le agregan productos como miel o pasas y esto sólo provoca que subas de peso", sostiene el especialista.

•AZÚCAR BAJA EN CALORÍAS. Regularmente se anuncia como baja en calorías, pero finalmente es mitad azúcar y mitad sustituto por lo que sigue siendo un edulcorante y aportando calorías.

•MIEL DE ABEJA. Por la creencia de que es natural y tiene efectos curativos, la gente la utiliza como sustituto de azúcar, pero finalmente es un endulzante y en exceso se convierte en grasa.

•JUGOS. El beber jugos es la manera más rápida de subir de peso. No hay que olvidar que las frutas tienen azúcares y los jugos aún más, ya que se requieren muchos frutos para obtener esta bebida.

•LECHE. Entera es muy alta en grasa saturada y colesterol. Lo recomendable para todas las personas (incluso niños mayores de 2 años) es consumir leche semi o completamente descremada.

 


Relacionadas

visitas