NOTICIAS

Sentencian a 7 años de prisión a ‘El Chino Antrax’

El narcotraficante fue acusado de ingresar sustancias ilícitas a Estados Unidos.



Sentencian a 7 años de prisión a ‘El Chino Antrax’

(Internet )

13/12/2019 19:46 / San Diego, California, Estados Unidos

Jose Rodrigo Aréchiga Gamboa, “El Chino Antrax”, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada García, fue sentenciado a 7 años y tres de prisión en San Diego, informó el medio San Diego Union Tribune.

Aréchiga Gamboa fue detenido en Ámsterdam por miembros de la policía holandesa en el año 2013, la fiscalía informó que dicha detención se debió por ser sospechoso de haber violado el ‘acta de opio‘ en América.

"El Chino Ántrax", de 39 años de edad fue presuntamente el líder de un grupo criminal que presta sus servicio a narcotraficantes del Cártel de Sinaloa, principalmente a Ismael ’El Mayo’ Zambada.

La detención la realizó la brigada de guardias fronterizos de la Policía Militar Real Holandesa, cuando José Rodrigo Aréchiga Gamboa, provenía de un país latinoamericano.

La defensa del capo estuvo a cargo del abogado Frank Ragen, y fue resguardado en el Centro Correccional Metropolino (MCC por sus siglas en inglés), localizado a un costado de los juzgados federales con sede en la Ciudad de San Diego, California.

El narcotraficante fue acusado de ingresar sustancias ilícitas a Estados Unidos, y trabajar como brazo armado del Cártel de Sinaloa, al mando de Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Obtuvo su propia mención en los narcocorridos (canciones mexicanas que glorifican el mundo de las drogas) con "El Chino Antrax" descrito como un hombre elegante y en forma con un gusto por los autos deportivos, yates y champán.

Arechiga fue extraditado a San Diego en julio de 2014 y un año después se declaró culpable de conspiración para importar cocaína y mariguana.

En el acuerdo de culpabilidad, admitió pertenecer al cártel desde 2005 y eventualmente supervisó varias de las responsabilidades de la organización. Reconoció que participó directamente y ordenó a otros que cometieran violencia en beneficio del cártel.

En septiembre de este año, Claudia Ochoa Félix, conocida como La Emperatriz de Los Ántrax, una célula delictiva del Cártel de Sinaloa, fue encontrada muerta al interior de una habitación en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Isla Musala, en Culiacán.

Se dice que Ochoa Félix era la nueva jefa de Los Ántrax, esto tras la detención en Holanda en diciembre del 2013 de José Rodrigo Aréchiga Gamboa, que hasta entonces era el jefe.

A ella le gustaba presumir en las redes sociales de su dinero, armas de fuego y sus atributos físicos.

Varios medios señalaban que Claudia era una "mujer de gustos caros" que "exhibía su vida en Sinaloa y Jalisco", "propensa a los excesos con alcohol y drogas" y que "vivía rodeada de violencia, muerte y armas de grueso calibre".

En sus redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter le gustaba presumir todo lo que el crimen le había proporcionado.

La muerte de Claudia Berenice Ochoa Félix se derivó de asfixia por broncoaspiración, producto de la ingesta de bebidas alcohólicas y otras sustancias que consumió.

Juan José Ríos Estavillo, fiscal General del Estado de Sinaloa, dijo que con los estudios y análisis practicados se descartó que su fallecimiento haya sido violento, por lo que su cuerpo fue entregado a su familia para su sepultura en la capital del estado.

Relacionadas

visitas