DEPORTES

Viviendo de la patada

Daniel Espinosa se gana la vida jugando futbol en la 'charanga', es su profesión la que le provee un salario semanal.



Viviendo de la patada

( )

Jugando futbol se ha podido sostener económicamente.

13/11/2019 05:05 / Centro, Tabasco

Existen muchas profesiones que te pueden llevar un salario a tu cuenta bancaria o el dinero a los bolsillos, puedes estudiar y dedicarte a la profesión para la cual te preparaste o enfocarte en tus habilidades y aprender algún oficio, en este caso Daniel Espinosa, mejor conocido en los campos de juego como “La Burrita” aprovecha su talento para jugar futbol para ganarse la vida practicando el deporte más popular del mundo y de paso disfruta de una vida sana acompañado de sus amigos y familia.

Heredo el talento de su padre Jesús Espinosa Sánchez  y de su tío Juan Carlos Espinosa Barrera, el primero como gran jugador amateur y el segundo que si pudo disputar juegos a nivel profesional; comenzó en la tercera división por recomendación de su cuñado, “un día me dijo vente a vivir con nosotros, solo tienes que hacer dos cosas, estudiar y jugar con Felinos de la 48, acepte y esa noche me explicó que posición jugaría en las pruebas del equipo, nunca había jugado profesional ni realizado una prueba, al otro día me fui con uno de mis primos y sin saber que hacer logre quedarme en el equipo”, comenta Daniel Espinosa.

Tuvo su oportunidad en Felinos de la 48 hasta que la edad lo limitó, después realizó las pruebas con Cocodrilos de Tabasco y se quedó para formar parte de este equipo en la Liga Premier en su Serie “A” pero al final las oportunidades se terminaron.

“Después de que salí de Felinos comencé a jugar en la “charanga”, pero no cobraba, la primera vez que lo hice me pagaron $200 pesos y de ahí comenzó todo, cuando entre a Cocodrilos deje de jugar fuera del profesional pero al ya no tener oportunidades pues regrese a este negocio y no me puedo quejar”, aseveró “La Burrita”.
 
 

Gana muy bien

El futbol es su profesión, se encuentra alejado del nivel profesional donde las pagas son grandes, pero jugando por los diferentes campos del estado y la región puede ganarse la vida, cobra de $250 a $400 pesos por equipo en el que juega, pero hay otros en los que puede ganar hasta $700 pesos, si sale de Villahermosa sube el costo de sus servicios, de $1,000 a $1,500 es lo que cobra por lo que a la semana reúne hasta $6,000 pesos.

Actualmente juega de 8 a 12 juegos a la semana de diferentes costos, no toma alcohol y cuando no juega no sale de su casa o visita a algunos de sus amigos, trata de cuidarse pues el considera que tiene que rendir al cien por ciento en cada juego pues de ahí vive y apoya a su mamá.

“Yo no tengo una carrera o un oficio, mi trabajo es jugar en las canchas, en la “talacha o charanga”, intente en el profesional pero no pude llegar a los primeros planos pero no me quejo, se que Dios me dio un talento y trato de aprovecharlo”, comentó Daniel Espinosa.
 


  

Alto rendimiento

Uno de los factores por lo cual se cuida en extremo es por que el quiere siempre ganar, conseguir los trofeos y más cuando hay dueños de equipos bastante exigentes que no pagan si se pierde o se empata el duelo por lo que se tiene que dar todo en cada uno de los partidos.

“El primer año en el que me dedique a esto gane 11 torneos, no perdí una final y eso pues te ayuda a que te busquen más por tener buenos resultados. Creo que tienes respetar al equipo que te contrata por eso siempre busco rendir al cien por ciento en cada uno de los juegos de los que soy parte, no me gusta faltar a los compromisos, busco hacer mi mejor trabajo y que mi equipo gane, juego con mis amigos y eso me gusta mucho”, acotó el jugador.
 
 
 

Con ganas de ayudar

Daniel Espinosa trata de ayudar a la comunidad tabasqueña por lo que no duda en participar en juegos amistosos con causa como en los juegos del equipo de habilidades especiales disputado en Cárdenas o con su escuela para niños que se tenía en la cancha de la Manga.

“Un día un chavito pedía un par de tacos para jugar, yo los tenía y no dude en dárselos, nosotros pasamos por eso no podemos negarnos, mis amigos también lo hacen y sabemos que el futbol nos ha brindado muchas cosas y tenemos que devolverle lo que más podamos”, finalizó el jugador.
 

Relacionadas

visitas