ENERGIA

Hasta a la Sedena le debe Pemex

Hasta el cierre del 30 de octubre la deuda de la Empresa Productiva del Estado rebasaba los 101 mil millones.



Hasta a la Sedena le debe Pemex

(Foto: TH)

La proveeduría de servicios, parte de la deuda que tiene Pemex con la Sedena.

04/11/2019 05:07 / Centro, Tabasco

La deuda con proveedores y contratistas es un lastre que viene arrastrando Pemex desde administraciones pasadas, y que en la actualidad le significa una complicación en el manejo de sus finanzas.

Esta deuda no sólo es con las compañías privadas sino también con organismos federales, como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de acuerdo con cifras de la propia Empresa Productiva del Estado publicadas a nivel nacional por el Sol de México.

Por ejemplo a la Sedena no le cumple un pago por 63.1 millones por proveeduría de servicios, mientras que al IMSS le adeuda 36.5 millones de pesos por la misma causa.

...Y EN TABASCO
Además, sólo en Tabasco la debe a pequeñas y medianas empresas proveedoras un monto promedio de 200 millones de pesos, causa por la que algunas pymes se declararon en quiebra y tuvieron que liquidar a sus empleados y cerrar sus puertas.

Según el medio nacional, Pemex tiene pagos vencidos superiores a los 45 mil 200 millones de pesos.

Asimismo, indica que está por cumplirse la fecha límite para cubrir 56 mil millones de pesos con sus contratistas y proveedores, lo que suma 101 mil 200 millones de deuda total.

La información refiere que Pemex no ha cuplido el pago a un total de 951 empresas.

A las empresas privadas a las que más adeuda son Cotemar, con dos mil 157 millones de pesos; así como mil 830 millones de pesos a Schlumberger.

Otra fuerte deuda es con Ricardo Salinas Pliego, a quien ha incumplido pagos por mil 811 millones de pesos por los trabajos de su empresa Typhoon Offshore, que ofrece servicios de mantenimiento a las plataformas en el Golfo de México.

 

Y afirman que está en quiebra

Pemex se encuentra en quiebra técnica, debido a que en la última década no ha sido capaz de generar recursos suficientes para financiar su gasto operativo y de inversión.

De acuerdo con el diagnóstico del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), cada año, desde 2009, sus gastos han sido mayores a sus ingresos, por lo que se ha visto obligado a contratar más deuda.

Señala que sus obligaciones financieras crecieron un 113 por ciento en términos reales, al pasar de 631 mil 850 millones de pesos al cierre de 2009 a dos billones de pesos al 30 de junio de 2019.


 

Relacionadas

visitas