VIVIR BIEN

Trucos para comer más sano y ligero

En otoño los platos calientes son los que más se antojan y que solo les puedes poner un 'pero', la molesta grasa.



Trucos para comer más sano y ligero

(Foto: Especial)

02/11/2019 05:05 / Centro, Tabasco

Se da por inaugurada la temporada de platos de puchero, las cremas, sopas. Sus recetas son unas de las más completas, ya que incluyen proteínas de alta calidad, fibra, carbohidratos y, por supuesto, grasas.

Es recomendable que la composición nutricional de los alimentos que integran nuestra dieta tienda al equilibrio. Lo ideal es que la presencia de hidratos de carbono, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales en nuestra alimentación guarde los porcentajes recomendados por los expertos. Según la Organización Mundial de la Salud: Las proteínas deben suponer un 10-15% del aporte calórico total diario.

Los carbohidratos, deberían representar un 50%-55%, y

Las grasas no es bueno que superen el 30-35% de las calorías totales ingeridas.

Partiendo de esta premisa, una buena medida para lograrlo es acompañar nuestro cocido, estofado o carne guisada con una ensalada verde y fruta de postre.

Además, es recomendable controlar las cantidades que nos echamos al plato, comer sin prisa y evitar tomarlo demasiado caliente, de este modo evitaremos malas digestiones.

1. COMPOTA DE MANZANA DE GUARNICIÓN
Sustituye las patatas fritas por una compota de manzana. En los platos de carne encaja de maravilla. Además, el toque de canela le aporta un sabor muy especial.

Eliminando las frituras estaremos reduciendo notablemente las calorías del plato al mismo tiempo que cuidamos de nuestra salud cardiovascular.

2. GUISOS SIN GRASA
Puedes reducir mucho la grasa de estos platos cociendo la carne, el chorizo, la morcilla... por separado, antes de echarlo a la olla. También puedes pasarlo por la sartén, sin aceite a fuego medio, de esta manera irá perdiendo la grasa sin que el sabor que tanto te gusta se resienta.

3. SUSTITUYE EL QUESO POR REQUESÓN
Si eres del club de los amantes del queso, puedes reemplazar de vez en cuando tus taquitos de queso habituales por un trozo de requesón.

Este alimento procede del suero del queso, pero es mucho más sano, ligero, con menos calorías y con menos grasas.

4. DEJA PASO A LAS VERDURAS
Para muchos la esencia de un guiso de cuchara es incluir unos trozos de carne, chorizo o morcilla.

Sin embargo, para aligerar estos platos, una buena idea puede ser sustituir todos esos alimentos de origen animal por apio, zanahorias, puerro, boniatos y otras verduras que aporten sabor al plato.



LOS FRUTOS SECOS NO SOLO SIRVEN PARA TUS SNACKS
Muchas recetas, especialmente las que preparamos en invierno, tienen como protagonista la salsa que acompaña al ingrediente principal y, una de sus virtudes más valorada suele ser la textura.

Normalmente, empleamos carnes o embutidos para dar consistencia a las salsas. Sin embargo, para hacerlo sin aumentar mucho la cantidad de calorías, puedes picar un puñadito pequeño de frutos secos.

Relacionadas

visitas