VIVIR BIEN

¿Qué es el libro de la vida?

Descubre cómo podemos entender este libro de las personas salvas.



¿Qué es el libro de la vida?

( )

13/10/2019 05:05 / Centro, Tabasco

 POR: EDUARDO OSTEICOECHEA
WWW.COALICION POR EL EVANGELIO.ORG

También llamado “el libro de la vida del Cordero que fue inmolado”, este libro es uno escrito por Dios des­de el inicio de la historia del mundo, y contiene los nombres de todas las personas que serán salvas del juicio eterno y heredarán el reino de los cielos (Ap. 13:8; 17:8; 20:15; 21:27) Es difícil discernir la naturaleza de este libro. Debido a la acomodación de lenguaje que toma lugar en las escrituras, y el género apocalíptico y poético en que fueron escritos algunos textos bíblicos que aluden él, no sabemos con seguridad absoluta si este libro es un símbolo, o si realmente habrá un libro con los nombres de los salvos en el día del juicio.

No obstante, podemos estar seguros de que Dios conoce el número y nombre de todos los que han de al­canzar salvación. Sabemos que ellos serán librados del lago de fuego y admitidos en la Jerusalén celestial de acuerdo a las promesas bíblicas sobre el libro de la vida.

El libro de la vida posee estas características:

• Fue escrito antes de que la humanidad exis­tiera. No se escribe durante la historia humana, ni se le añaden o borran nombres. (Ap. 13:8; 17:8).

• Es el libro del Cordero que fue inmolado. Todas las personas inscritas en él son beneficiarias de la expia­ción de Jesús mediante su sacrificio y ejercicio sacerdo­tal. Cada persona librada del juicio eterno alcanza esta salvación mediante una justicia ajena otorgada a través de la fe, y la satisfacción de la ira de Dios mediante el sacrificio del Mesías (Heb. 9:24-28, 11:1-7).

• No contiene a todas las personas. Quienes adoran a la bestia en Apocalipsis fueron excluidos del libro des­de la fundación del mundo (Ap. 13:8; 17:8). Este libro re­gistra al pueblo de Dios y no a toda la humanidad.

• Es un libro de justos y salvos. Los inscritas en él son denominados “justos”, distinguidas de los impíos que adoran a la bestia y son excluidos de la Jerusalén ce­lestial (Ap 21:27; cp. Sal. 69:28). Los inscritos en el libro entrarán a esa ciudad y habitarán con Dios por la eter­nidad (Ap. 21:27). Toda persona que no se halle en es­te libro será condenada por su pecado (Ap 20:15; 21:27).

¿DEBEMOS PEDIR A DIOS QUE NOS ESCRIBA EN EL LIBRO DE LA VIDA?
Cuando se menciona el libro de la vida en Apocalipsis, se dice que su redacción tomó lugar desde la funda­ción del mundo. (Ef 1:4) Por lo tanto, no tiene sentido pedir nuestra inscripción en el libro de la vida. Si hemos creído el evangelio, o si creeremos en él, ya fuimos ins­critos en ese libro.
 

Relacionadas

visitas