NOTICIAS

‘Enferma’ deterioro al ISSSTE

Mantiene problemas tales como falta de camas, de medicamentos, con filtraciones en los techos y mal trato del personal.



‘Enferma’ deterioro al ISSSTE

(Foto: Simón Hernández)

Una señora muestra el equipo que le hicieron comprar y que ya no usaron los doctores.

08/10/2019 07:25 / Centro, Tabasco

La falta de camas, pacientes durmiendo sentados, severas filtraciones de agua en los techos, falta de medicamentos e insumos, baños sucios y malos tratos, es el parte médico del Hospital General del ISSSTE, 'Daniel Gurría Urgell' que cada día enferma más, pues se le ha dejado de dar mantenimiento, con la esperanza de que pronto concluya la construcción del nuevo hospital.

Desde las 12 de la noche del domingo, don Conrado Pérez López, viajó con su esposa casi dos horas de San Carlos Macuspana, al área de urgencias del Hospital General del ISSSTE en Villahermosa, pues ella presentaba fuertes dolores en el vientre provocados por la vesícula, sin embargo hasta las 12 del día del lunes, seguía esperando ser atendida.

"Ahí me la tienen sentada desde ayer en la noche que llegamos, no hay camas vacías y no la han atendido, ya estoy desesperado porque ella tiene mucho dolor y no se vaya a complicar más su asunto, yo soy derechohabiente y no me han dejado pasar a verla, está ella sola ahí dentro", refiere con impotencia don Andrés.



VIVEN UN CALVARIO
Sin embargo la mala atención y la falta de camas, las ambulancias sucias, los baños en mal estado, son sólo la punta del iceberg de las precarias condiciones en las que opera este nosocomio, donde los familiares de los pacientes deben esperar afuera a la intemperie pese a la lluvia o el sol.

"Mi esposo se cayó de la azotea y se fracturó cinco costillas, se perforó un pulmón y se le inflamaron los intestinos, a las 5 de la mañana un médico me mandó a comprar una sonda, porque en el hospital no hay y ahora sale otro médico que ya no la van a usar, pero ya me hicieron gastar y aquí la traigo de adorno, además de que no me dejan pasar, él tiene 63 años y está muy mal", expresó doña Carmen Olán.

Doña Carmen refiere además que "el trato del personal es muy malo, como no hay camas, tienen a los pacientes durmiendo sentados en la sala de espera, ahí se cabecean con su suero agarrado, ahí estaba una señora de 92 años durmiendo en una silla de ruedas, porque no hay camas", relató la señora.

Relacionadas

visitas