VIVIR BIEN

Practica yoga con tu bebé

La práctica de yoga madre-hijo es un regalo físico y emocional para los dos. Los une más y aumenta la autoestima.



Practica yoga con tu bebé

(Foto: Agencia)

03/10/2019 05:05 / Centro, Tabasco

La práctica de las enseñanzas y las posturas de yoga durante tu travesía por la maternidad, desde el embarazo y por el resto de tu vida, te ayudará a criar a tus hijos desde tu centro. Ser mamá yogui es entender la maternidad como un ejercicio de servicio, no sólo hacia tu familia, sino hacia el mundo, al formar seres compasivos, conscientes, amorosos y saludables. Para las mujeres, la travesía de la maternidad es una oportunidad de crecimiento y aprendizaje privilegiada. Mamá Yogui te acompaña en todas sus etapas, para ofrecerte información, inspiración y herramientas que te permitan disfrutar al máximo tu forma única y perfecta de ser mamá.

BENEFICIOS DEL YOGA MATERNO
Los ayudará a los dos a fortalecer su vínculo, a eliminar tensiones, a aumentar la autoestima... Y no hace falta esperar, ¡notarás los resultados desde la primera sesión!

1. AYUDA A LA RECUPERACIÓN FÍSICA
Añadimos el movimiento consciente a través del yoga, permitiendo que la columna, la pelvis y el periné puedan irse fortaleciendo y reajustándose.

2. ELIMINA LAS TENSIONES
Es básico cada día ir diluyendo estas tensiones para que no lleguen a crear mayores dificultades e incomodidades. Los ejercicios de la zona alta de la columna, hombros y cuello son esenciales.

3. PERMITE RECONOCER EL ESTADO EMOCIONAL
La respiración y los ejercicios de pranayama (una práctica específica para controlar la fuerza vital) serán aliados imprescindibles.

4. AQUIETA LA MENTE
La meditación es clave: genera una disminución de las ondas cerebrales, reequilibrando el sistema nervioso central y potenciando el bienestar.

6. AYUDA A DESPERTAR TU INTUICIÓN
La intuición es la voz de esa sabiduría interior que dirige los procesos de nuestro organismo, que no dependen de nuestra decisión consciente.

5. AUMENTA LA CONFIANZA EN TI Y EN EL BEBÉ
Creando un vínculo sano entre los dos. Cuanto más te conectas con tu interior, más confías en ti misma.

Relacionadas

visitas