NOTICIAS

A merced del hampa 15 mil habitantes

Habitantes de la ranchería Río Tinto y la villa Luis Gil Pérez, denuncian falta de vigilancia policíaca.



A merced del hampa 15 mil habitantes

(Foto: Saddyd Mora)

Desde hace dos años las oficinas del Ministerio Público no funcionan.

17/09/2019 05:07 / Centro, Tabasco

Más de 15 mil habitantes de la ranchería Río Tinto y la villa Luis Gil Pérez están a merced de la delincuencia, debido a la falta de vigilancia policiaca, y delincuentes que operan incluso en motos o pochimóviles irregulares.

De acuerdo con los habitantes de ambas zonas, solamente cuentan con 4 patrullas que llevan a bordo cuatro elementos. Esto significa que hay un total de 16 policías y cada uno estaría encargado de la seguridad de 937.5 personas.

"Vivimos con miedo porque no sabemos qué pasará mañana. Mataron a cinco en un bar, cerca de donde nosotros estamos y vemos muy poca vigilancia. Por eso, antes de las nueve de la noche, nos encerramos y ya no salimos de nuestras casas", expresó doña Josefina García, habitante de la villa Luis Gil Pérez.

Los habitantes de la villa denunciaron que, además de la falta de vigilancia policiaca, las oficinas del Ministerio Público no está operando. Quienes quieren denunciar algún delito, tienen qué acudir hasta la Fiscalía General del Estado, esto ocurre desde hace dos años.

En dicha villa hay alrededor de 100 motocicletas con carretas en donde delincuentes lo usan para cometer atracos. Las calles están pocas iluminadas como la de Benito Juárez, que además tiene baches y una alcantarilla sin tapa. También hay un parque principal que se ve abandonado y frente al parque se encuentra la Parroquia San Francisco.

En cambio don Mateo, quien prefirió que así se le nombrara por miedo, dijo que la ranchería Río Tinto siempre ha sido tranquila, pero nunca imaginó que el 15 de septiembre mataran a cinco y uno quedara herido, en el bar Doña Rosa, que esta clausurado.

"Sí se hablaba de asaltos en moto o carro, pero de que mataran a cinco, no. Aquí nada más hay una escuela, un bar, y somos como unas dos mil personas o menos. Pero ocurrió la desgracia. Nunca se sabe cuando podría ocurrir", expresó.



 

Relacionadas

visitas