VIVIR BIEN

Involúcrate en la lactancia

Tu capacidad de organización y tu apoyo son más necesarios que nunca.



Involúcrate en la lactancia

( )

27/08/2019 05:05 / Centro, Tabasco

Con el paso de los años, los hombres se han dado cuenta de que la crianza de los hijos no es sólo cosa de mujeres, y que ellos tienen mucho que hacer –menos mal, ¡todo lo que se han perdido!–, así que hoy en día no es extraño verlos bañando a los niños, peinándolos...

Aun así, su función principal en los primeros días es la de proteger el vínculo entre madre e hijo.

No es necesario compartir la alimentación del bebé durante las primeras semanas para sentirse partícipe como padre. Amamantar es lo único que sólo ella puede hacer. Nosotros podemos mecer, abrazar, consolar, bañar, pasear, jugar, cambiar el pañal…

Podemos ser conscientes del valor tan grande que tiene la lactancia materna y de que lo normal es que la madre sea imprescindible para el bebé y que nuestra figura de padre sea secundaria para él en un primer momento, aunque muy necesaria para la mamá.

Conforme los bebés crecen, se amplía el apego y la necesidad que sienten hacia el padre. A través del juego y del contacto diario se desarrolla la relación padre-hijo.

GUÍA DE LACTANCIA PARA PADRES
Aquí tienes las claves para disfrutar como te mereces de tu paternidad:

1. Intenta conseguir el permiso de paternidad
Solicita el permiso de paternidad e intenta estar junto a tu pareja hasta que os hayáis adaptado a la nueva situación familiar, y la lactancia esté establecida.

2. Haz coincidir el permiso con las vacaciones
Intenta ampliar los 15 días del permiso de paternidad con las vacaciones. Hacerlas coincidir con el posparto inmediato te permitirá compartir con tu pareja el inicio de esta nueva vida.

3. Organiza la ayuda y los apoyos para la mamá
Prepara y organiza minuciosamente todo lo que necesita tu mujer para el momento en que tú debas reincorporarte al trabajo. Es importante que la madre no se quede sola todo el día en estas circunstancias.

4. Ayuda con la alimentación complementaria
Cuando el bebé empiece con las papillas y otros alimentos distintos a la leche materna, la madre estará algo más descansada y, si le prestas la ayuda necesaria, podrá compaginar este tipo de alimentación con la lactancia.



 

Relacionadas

visitas