VIVIR BIEN

¿Cómo bajar de peso después de los 50?

Aunque se escuche difícil, ¡Sí es posible!



25/08/2019 19:23 / Ciudad de México

No nos dejarás mentir, conforme vas envejeciendo es mucho más difícil bajar o mantener el peso; el metabolismo se hace aún más lento, la resistencia disminuye y definitivamente no tenemos la misma energía para realizar nuestras actividades. Esto, en conclusión, nos lleva a subir de peso. Pero no te preocupes, ¡puedes revertirlo! y a continuación te diremos cómo adelgazar después de los 50.

Come más, pero come mejor
Evidentemente si lo que buscamos es una pérdida de peso, debemos de someternos a una deficiencia calórica, es decir, consumir menos calorías de las que gastamos, lo cual no necesariamente significa que debemos de comer menos. Mejor aún, ¡come más, pero come mejor!

Deja de consumir comida procesada, que además de aportar una importante cantidad de calorías, tiene muchísima sal (que provoca retención de líquidos), grasas saturadas (que aumentan el colesterol, especialmente el malo) y nada o casi nada de nutrientes.

Disminuye tu ingesta de carbohidratos, más no los elimines completamente (todos los grupos alimenticios son importantes y no hay nada mejor que llevar una dieta balanceada), y agrega más frutas y verduras a tus comidas.

Cocina en casa
Si acostumbras comer fuera de casa, es probable que lleves una alimentación precaria, con una insuficiencia de vitaminas y minerales, pues por lo general, los platillos en los restaurantes contienen altas cantidades de azúcar, sal y grasa, ¡y ni qué decir de la comida rápida!

Si no tienes mucho tiempo, dedica un día a la semana para preparar tus alimentos de la semana y en caso necesario, consérvalos por más tiempo en el congelador. Verás cómo este pequeño respiro beneficiará muchísimo a tu organismo.

Olvídate del azúcar
No es fácil, pero es necesario. El azúcar afecta a tu sistema más de lo que imaginas y no sólo propicia la obesidad y la diabetes, sino que puede llevarte a sufrir de una insuficiencia renal crónica, hipertensión arterial, cáncer de páncreas e hígado graso.

Además, provoca adicción, descontrola el hambre y está relacionada con el empeoramiento de la memoria y la reducción de la actividad del hipocampo.

Con información de LaVerdadNoticias

Relacionadas

visitas