VIVIR BIEN

Revive la llama en el tercer piso

Llegar a los 30 no tiene que significar el inicio del declive sexual, sino el de una etapa más plena. 



Revive la llama en el tercer piso

(Foto: Agencia)

20/08/2019 05:05 / Centro, Tabasco

EXISTE LA IDEA de que conforme aumenta la edad el deseo disminuye, y conforme se va escalando en la montaña de los 30, se va dejando atrás nuestra vida sexual. Sin embargo, ésto no es más que un mito impuesto por las rigurosas normas sociales.

De acuerdo a especialistas, al llegar al tercer piso estamos más conscientes de lo que somos, sentimos, pero, sobre todo, de lo que queremos y, con ello, la forma de experimentar la sexualidad.

Ya con más conocimiento, decidimos cómo proyectarnos en cada encuentro sexual; en pocas palabras, cuentas con la posibilidad de disfrutar con base en lo que te gusta, sin el miedo o la angustia de "hacer las cosas mal".

A pesar de lo mencionado anteriormente, no significa que los 20 no sean igual de placenteros, pero, en definitiva, no hemos llegado al desarrollo fsico ni psicoló- gico para alcanzar la plenitud en la cama. Con el paso de los años, las mujeres generan una estabilidad emocional, volviéndose más fuertes e independientes para disfrutar más del sexo.

Es decir, después de los 30 tienen otra concepción del cuerpo y de la información que les llega, pueden distinguir que tiene que ver con la educación, la religión y lo impuesto en lo social, permitiéndose superar las concepciones arcaicas que las llevaba a reprimirse, y así poder liberarse para crecer en materia erótica, sin ataduras o limitaciones.

Dicha madurez les posibilita empoderarse en el mundo y también durante los encuentros íntimos, porque ¡saben lo que les gusta y lo piden! Así que ya lo sabes, llegar a la tercera década no es algo terrible, al contrario, es la edad en la que más activas y fantasiosas somos, por lo que busca conectarte contigo para deleitarte con el placer que mereces.


LO QUE DEBES PROBAR:

1. Aprende a darte un orgasmo.

2. Ve una película porno en pareja.

3. Pídele a tu chico lo que quieres que te haga.

4. Déjalo que te ate a la cama.

5. Despiértalo a media noche para tener sexo.

6. Ten sexo en un lugar arriesgado.

7. Ten sexo a mediodía aunque tengas que regresar un poco tarde al trabajo.

8. Renta un hotel.

9. Sal con alguien mucho más grande (o mucho más chico).

10. Déjalo que te vea masturbarte.

11. Mándale una foto sexy (no desnuda, porque es peligroso).

12. Sexo al aire libre.

13. Sal con un extranjero.

14. Vuélvete experta en sexo oral.

15. Compra un vibrador.

Relacionadas

visitas