NOTICIAS

Hambre y miedo en Macuspana

Temen habitantes de Belén que los dejen en la calle por una posible evacuación tras el hallazgo de crudo en la zona.



Hambre y miedo en Macuspana

(Foto: Mario Alberto Mendoza)

Personas ajenas se solidarizan y llevan alimento.

08/08/2019 07:06 / Macuspana, Tabasco

A 24 horas de haber encontrado hidrocarburo en una vivienda en donde se perforaba un pozo profundo, la situación mantiene el miedo y hambre en los habitantes de Belén, pues nadie sale ni entra sin el permiso del personal de seguridad.

Aunque se impuso la propuesta de evacuación, a 200 metros a la redonda del sitio de la perforación la situación sigue pendiente, y el Ayuntamiento de Macuspana no se ha dignado a enviar ayuda.

Luego de las advertencias, los vecinos esperan que les indiquen que sus vidas peligran, pues el rescate anunciado nunca llegó.

Los problemas de salud que se presentan como son dolor de cabeza, vómito y mareos, no hacen eco en las autoridades que sólo informaron a las personas que no están autorizadas para salir del núcleo de riesgo. La vigilancia de seguridad se mantiene desde la medianoche de este jueves, por parte de Seguridad Pública, Ejército y Protección Civil.



"Morimos de hambre"
"Estamos en la zona más vulnerable de la colonia, y desde la tarde de ayer no hemos comido, porque nos prohibieron prender fuego para hacer nuestros alimentos, debido al crudo que se derrama y los gases que se expanden", señaló Jacinta López, lugareña de la zona.

"El miedo de los vecinos es que nos puedan desalojar de nuestros terrenos por el yacimiento, y nos dejen en la calle", urgieron miembros de las familias afectadas por el descubrimiento.

Doña Elvira, quien es ama de casa, pidió a los miembros de Protección Civil les envien víveres o alimento ya hecho. "Nuestros hijos se mueren de hambre, somos muy pobres y no tenemos dinero para comprar comida hecha".

En la colonia Belén hay un total de 1482 hogares. De estas 1445 viviendas, 85 tienen piso de tierra.

Por otra parte, al ser abordado el dueño del predio, Óscar Josué Hernández, dijo que "se trabajaba en la excavación a 50 metros, pero al llegar a los 48 metros donde se perforaba, empezó a tirar agua y luego salió lodo y en segundos salió el petróleo y gases, todo empezó a salir de la nada".

Nadie entra ni sale
Luis Alberto Pereira Pérez, inspector de Protección Civil, dijo que personal de Pemex llegó hace unos momentos, y dan una hipótesis de que pueda ser una linea vieja.

Los peritos de Pemex, opinaron que se trata de un ducto antiguo, sin embargo ya están recolectando el petróleo para determinar su origen, y dar un dictamen si se trata de un ducto roto o un yacimiento.
 

Relacionadas

visitas