VIVIR BIEN

6 preguntas sobre la oración que te daría pena hacer

Es charlar con Dios, donde le exponemos nuestro sentir, proyectos, fallas y estamos en comunión con el Creador.



6 preguntas sobre la oración que te daría pena hacer

(Internet)

Muchas veces nos da pena preguntar algo que parece obvio para los demás.

04/08/2019 14:16 / Centro, Tabasco

Por Joe Carter
www.coalicionporelevangelio.org

1. ¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA ORACIÓN?
La oración es un encuentro con Dios iniciado por Dios, en el que humildemente nos comunicamos con el Señor y le adoramos, confesamos nuestros pecados y transgresiones, y le pedimos que llene nuestras necesidades y deseos.

2. ¿TENGO QUE PONERME DE RODILLAS O CERRAR LOS OJOS PARA ORAR?
No hay una posición Bíblica requerida para la oración. Sin embargo, ciertas posturas pueden ser herramientas útiles para la oración, ya que nos ayudan a expresar reverencia y humildad cuando nos encontramos con Dios.

3. ¿ESTAMOS OBLIGADOS A ORAR?
Sí, la Escritura nos manda a orar (1 Samuel 12:23; 1 Tesalonicenses 5:17; Lucas 18:1). Como dice Tim Keller , “Fracasar en la oración. . . no es solo romper una regla: es un fracaso en tratar a Dios como Dios”.

4. ¿DEBEMOS ORAR AL PADRE, AL HIJO, O AL ESPÍRITU SANTO?
Toda oración debe ser dirigida a nuestro Dios Trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo. La Biblia enseña que podemos orar a uno o a los tres, porque los tres son uno. Oración a uno de los miembros de la Trinidad es oración a todos. En las Escrituras encontramos ejemplos de creyentes que oran al Padre (Salmo 5:2) y al Hijo (Hechos 7:59).

5. ¿HAY ORACIONES QUE DIOS NO ESCUCHA?
Sí, hay al menos una docena, como oraciones de los adoradores de ídolos (Ezequiel 8:18), peticiones de oración hechas por aquellos que dudan de Dios ( Santiago 1: 6-7) y peticiones de oración hechas por los que niegan prestar atención a la ley de Dios (Proverbios 28: 9, Zacarías 7: 11-13).

6. ¿QUÉ SIGNIFICA ORAR EN NOMBRE DE JESÚS?
En Juan 14:13-14, Jesús nos enseña a orar en su Nombre: “Y todo lo que pidan en Mi nombre, lo haré”. El simplemente añadir las palabras “en el nombre de Jesús” a nuestra oración no tiene ningún efecto especial. Jesús no nos está dando una fórmula mágica que va a obligar a Dios a responder a nuestras oraciones. Orar en el nombre de Jesús significa lo mismo que orar conforme a la voluntad del Padre.

Relacionadas

visitas