NOTICIAS

Saquea a Paraíso

Le detectan al edil Antonio A. Almeida y familia compra de predio muy cerca de El Chivero, por un millón 700 mil pesos.



Saquea a Paraíso

(Foto: TH)

22/07/2019 05:08 / Paraíso, Tabasco

A pesar de que las obras públicas en el municipio de Paraíso son escasas, los servicios deficientes y la inseguridad sigue repuntando. Bajo la justificación de que el municipio carece de recursos públicos, el edil Antonio Alejandro Almeida y su familia han adquirido un predio de dos hectáreas en la ranchería Libertad, poco antes de la zona restaurantera conocida como El Chivero.

A decir de los vecinos, que prefirieron omitir su nombre por temor a represalias, "en este lugar son siete los policías de Seguridad Pública municipal de Paraíso los que custodian el predio que compró el presidente y su hijo en un millón 700 mil pesos a don Manuel Jiménez Alcudia".

A decir de la dirigente municipal del PRI en Paraíso, Jacinta Cruz, la expectativa de desarrollo en Paraíso se quedó rebasada, y no por falta de voluntad, sino por falta de capacidad del alcalde en turno, pues se proyectaron muchas cosas desde la campaña y nada se ha cumplido, y las únicas obras que se han hecho en el municipio son las casas y predios del alcalde y su familia.

"Aquí en Paraíso es un secreto a voces que el presidente municipal y sus hijos han estado comprando terrenos, remodelando casas, y que ha faltado capacidad del alcalde para cumplir los compromisos y la expectativa ciudadana, que era bastante alta, sólo esperamos que se cumpla el compromiso de la Cuarta Transformación de que no habrá impunidad para nadie, y el Órgano Superior de Fiscalización ponga lupa en la cuenta pública del alcalde de Paraíso", expresó.


En el predio en El Chivero, opera maquinaria del Ayuntamiento

Los residentes de la ranchería Libertad señalan que además de la custodia permanente por personal de seguridad pública, el sitio fue limpiado, desmontado y puesto en condiciones, por personal municipal de la dirección de Obras Públicas.

"Desde hace varias semanas se ha notado bastante movimiento en esta zona, hay seis o siete policías que están cuidando todo el día, a veces entran camionetas del Ayuntamiento y se queda personal, dicen que de servicios municipales, pero vestidos de civil, limpiando todo el predio, y dando mantenimiento a una casa que hay ahí", refirió doña Mary Alcudia, una comerciante de la zona.


El poder tras del trono

Antonio Alejandro Castillo, conocido en los pasillos del Palacio Municipal como "El presidentito", es el hijo del alcalde Antonio Alejandro Almeida; quien de ser tecladista pasó a ser el manipulador de su padre, afirman directores del Ayuntamiento con quienes ha tenido discrepancias, e inclusive regidores han señalado que el "junior" también es responsable de acordar los "moches" con los contratistas, y en su desmedida ambición pretende apoderarse de los empleos que generaría la Refinería, al crear un sindicato patito.

Relacionadas

visitas