NOTICIAS

Solapa alcaldesa tráfico de arena

Habitantes de Felipe Galván acusan que el paso de los volteos ha destruido el camino hacia el ejido.



Solapa alcaldesa tráfico de arena

(Foto: Francisco Triano)

Los afectados exigen banquetas, para no transitar a mitad del camino.

17/07/2019 05:07 / Cunduacán, Tabasco

Derivado de la descarada red de complicidades que mantiene con los empresarios areneros que operan en la margen derecha del río Samaria, la alcaldesa Nydia Naranjo Cobián trata de condicionar una serie de dádivas que ofrece como apoyo a los pobladores del ejido Felipe Galván, al parecer con la finalidad de que dejen operar libremente en la comunidad.

Sin embargo, los lugareños le dieron como respuesta un rotundo no, pues además le echaron en cara que haya impuesto como delegado municipal al priísta Carmen Osorio, quien ni siquiera participó en el pasado proceso de elección, y donde ella a través del cabildo le robó la delegación a Patricia López Córdoba.

El pasado viernes por la tarde, cuando la propia alcaldesa Nydia Naranjo Cobián se desplazó hasta el ejido Felipe Galván acompañada de un grupo de sus incondicionales funcionarios, donde inició una reunión con los habitantes, presentando como su delegado al priísta Carmen Osorio, y anunciando que para esa comunidad llevaba una serie de beneficios como son pisos, techos, y la reparación de alumbrados.

Previo a unas horas de haberse reunido en cabildo con algunos de los areneros que operan en la zona de Felipe Galván, la primera regidora, en forma descarada, les insinuó a los pobladores la necesidad de dejar transitar libremente a los volqueteros que mueven el material arenoso, "porque no es justo que sólo unos cuantos se estén beneficiando con el paso por sus terrenos".

RECHAZO TOTAL
Sin embargo, la respuesta los pobladores fue inmediata, y unísonos respondieron que en ese ejido no quieren ni un volteo, porque además de que destruyen la calle principal, levantan polvo y son un peligro para los infantes que van a la escuela, ésta es muy angosta, por eso, no les importa que otros sí hagan dinero a costa del tráfico de arena.

Relacionadas

visitas