VIVIR BIEN

Evita errores al cocinar

Estos graves pasos te harán daño, conócelos y cambia la forma en la que cocinas por tu propio bien.



Evita errores al cocinar

(Foto: Agencia)

18/06/2019 05:05 / Centro, Tabasco

Estas y otras malas costumbres nutricionales, tanto en la cocina como en la mesa, pueden restarte salud. Te contamos cómo te afectan y cómo puedes corregirlas para que tu organismo salga ganando.

Sabemos que una dieta sana es el pilar fundamental para gozar de buena salud. La clave está en elegir bien los alimentos y moderar las raciones. Pero no sólo cuenta lo que comes: también es muy importante cómo lo preparas. Te descubrimos cuáles son los errores más comunes y te damos alternativas más sanas para que las pongas en práctica.


HERVIR DEMASIADO LAS VERDURAS
Error: Deberíamos tomarlas al dente, como la pasta, pero la mayoría tenemos tendencia a hervirlas demasiado. El resultado es que casi todos los nutrientes quedan en el agua de cocción.

Qué ocurre: Si las hierves mucho, una parte de las vitaminas hidrosolubles, en concreto la vitamina C y las del grupo B, así como algunos minerales y fitoquímicos, se pierden o se deterioran.

Cómo hacerlo bien: Si te gustan hervidas, usa poca agua y añade las verduras justo cuando ésta rompa a hervir. Haz cocciones cortas, vigila que queden siempre enteras, y cuélalas en cuanto estén hechas.


CALENTAR MUCHO EL ACEITE
Error: La textura crujiente de los fritos gusta a casi todos, pero si calientas el aceite hasta que humee, es perjudicial para la salud.

Qué ocurre: Las altas temperaturas hacen que en el aceite se formen sustancias cancerígenas (acrilamida, aminas heterocíclicas...).

Cómo hacerlo bien: Cuando vayas a freír, usa aceite de oliva virgen, ya que se deteriora más lentamente, y fríe a temperaturas bajas, que no sobrepasen los 170º.


LAVAR LOS HUEVOS
Error: La cáscara del huevo tiene una fina cutícula que lo impermeabiliza. El agua puede eliminar esta protección y hacer que los microorganismos se cuelen en el interior.

Qué ocurre: Si no se manipulan correctamente, los huevos o las preparaciones que lo contienen, como la mayonesa, pueden producir salmonelosis.

Cómo hacerlo bien: Al comprar huevos, comprueba que no tengan la cáscara rota, agrietada o sucia de heces, y en casa no los laves.


DESCONGELAR A TEMPERATURA AMBIENTE
Error: Es una práctica muy común sacar el alimento de la nevera y dejarlo descongelar a temperatura ambiente o, incluso, en un recipiente sumergido en agua caliente.

Qué ocurre: Con estos métodos aumentas mucho el riesgo de que se produzca una contaminación microbiana, ya que la temperatura que favorece la reproducción de las bacterias es de entre 4 y 60º.

Cómo hacerlo bien: Lo más recomendable es bajar el día anterior el alimento del congelador y dejarlo en el frigorífico, con una rejilla debajo para que no esté en contacto con el líquido que vaya soltando.


LAVAR EL POLLO ANTES DE COCINARLO
Error: Otra costumbre muy extendida es lavar el pollo bajo el grifo antes de cocinarlo. Puede parecer lógico para eliminar bacterias, pero de esta forma lo que se consigue es todo lo contrario.

Qué ocurre: Se ha demostrado que lavar el pollo antes de cocinarlo puede provocar que la bacteria Campylobacter se propague a las manos, superficies y utensilios de cocina, y de ahí a otros alimentos.

Cómo hacerlo bien: Además de no lavar el pollo, asegúrate de que no queda ninguna parte de la carne cruda. La cocción elimina esta bacteria.
 

Relacionadas

visitas