NOTICIAS

Malpaso: de presa a 'valle'

Descenso histórico de su embalse en los últimos doce años permite a automovilistas descender hasta el embarcadero.



Malpaso: de presa a 'valle'

(Foto: Simón Hernández / Dron Tabasco HOY)

Malpaso reporta una capacidad de llenado del 53 por ciento, debido a la ausencia de lluvias por el estiaje prolongado en el sureste del país.

23/05/2019 06:50 / Centro, Tabasco

Desde el "Barrio Dique 1", en el municipio de Tecpactán (Chiapas), ya no se observa el agua de la presa Malpaso a orillas de las casas: ha descendido 25 metros. Es casi un valle, se ve el barro rojo. Los automovilistas pueden descender hasta el embarcadero, y los lancheros tienen dificultad para navegar.

Hasta el fondo se encuentra las lanchas y el transporte que ofrece servicios de carga o de pasaje.

"Como está bajando el agua, la propela golpea con los palos. Tenemos que estar cambiando la propela o el motor cuando se dañan. En los últimos tres o cuatro años estaba más arriba, hasta por donde está la escalerita, ahorita bajó más", platica don Marcos Camacho, lanchero.

El descenso del nivel del río Grijalva también se nota en el "Embarcadero ApicPac", una comunidad del municipio de Ocozocoautla de Espinosa, que está a 40 minutos de Tecpatán.

Sus 108 habitantes se dedican a la producción de pescado a través de viveros, otros ofrecen servicio de lancha, como don Alfredo Sánchez, quien lleva 27 años recorriendo la zona, y en particular, el templo de Quechula.



"La última vez que vimos el descenso de esa magnitud fue en el 2007. Porque en el 2013 bajó, pero no como lo estamos viendo. Ahora hasta se puede caminar adentro del templo", dice.

El templo está a 15 minutos del "Embarcadero ApicPac", en el viejo pueblo de Quechula.

Fue un bastión de la evangelización española en las comunidades indígenas zoques, en el siglo XVI. Los feligreses llegaban a las misas que realizaban los españoles. Pero la comunidad quedó hundida en el año 1966, cuando se construyó la presa Malpaso, llamada oficialmente Nezahualcóyotl.



SE REFRESCAN EN SUS AGUAS
En esa temporada de estiaje, los pobladores de diferentes comunidades del municipio Ocozocoautla acuden al templo para refrescarse con las aguas del río Grijalva.

Sólo que ya no pueden dar clavados desde la pared del templo, pues la profundidad apenas alcanza 2 metros.

La disminución de la presa Malpaso es histórica en los últimos doce años, y de continuar el descenso, afectaría la producción de energía eléctrica y el abastecimiento de agua en las comunidades de Chiapas y Tabasco.
 

Relacionadas

visitas