NOTICIAS

Sufren calvario en hospitales

Velan por sus enfermos a las afueras de los nosocomios entre el sol, frío e inmundicia en colchonetas, cobijas, y cartón



Sufren calvario en hospitales

(Foto: Saddyd Mora / Simón Hernández)

6 horas pasó Antonia Vera sentada en banquetas, afuera del Juan Graham.

09/04/2019 08:25 / Centro, Tabasco

En colchonetas, cobijas y hasta en pedazos de cartón, es como esperan algunos pacientes noticias de sus enfermos atendidos en algunos de los Hospitales de Alta Especialidad de la entidad; en su mayoría son personas de escasos recursos provenientes de municipios lejanos, que no tienen otra alternativa más que la de pernoctar a las afueras de los nosocomios como consecuencia del déficit estructural que éstos tienen.

Como éste, el caso de Antonia Vera Martínez de 73 años de edad, acompañó a su esposo Candelario López Cruz, de 80 años, al Hospital Juan Graham, debido a una dolencia en la rodilla, asegura que han tenido que pasar más de seis horas a la espera de un diagnóstico o de la asignación de una nueva cita, sentados en las banquetas a pesar de su avanzada edad.

"Ayer estuvimos hasta la noche y nos dijeron que viniéramos mañana", dijo la ancianita, quien por no saber leer padece un calvario cada vez que acude a su servicio de salud.

VÍCTIMAS HASTA DE LA DELINCUENCIA
Los cinco Hospitales Regionales de Alta Especialidad (HRAE) se encuentran en la misma situación, a pesar de que en el gobierno municipal pasado se buscó un albergue para que familias de enfermos atendidos en el Hospital Rovirosa contaran con con dormitorio para hombres y mujeres, éste no se encuentra habilitado, en el caso del Hospital del Niño, el albergue para familiares que se encuentra ubicado en la avenida Gregorio Méndez Magaña no es usado, debido a que los usuarios acusan altos índices de inseguridad.

En un recorrido realizado por Grupo Cantón, se constató que además de enfrentar horas de cansancio como consecuencias de largas horas de espera entre las baquetas y al pie de los nosocomios, los pacientes tienen que hacerlo entre la inmundicia, entre desechos que no son retirados por personal de estos hospitales, moscas, y olores pestilentes.