Grupo Canton
Al momento
Director Miguel Cantón Zetina

¿Cómo afecta el alza a la tasa de interés a créditos de autos y casas?

La tasa de referencia terminaría el 2018 en 8%, ubicándose en el nivel más alto desde el 2009.

Después de que el Banco de México en su reunión mensual considerase que la inflación presenta un sesgo hacia el alza, decidió continuar con su política para el control de la misma y casi por unanimidad en la votación de su directorio volvió a subir la tasa de referencia por tercera vez en el año lo que lleva a que se termine el 2018 con una tasa del 8% ubicándose en el nivel más alto desde el 2009 a la fecha. Esta decisión se basa también, en las subas en la tasa realizadas por Estados Unidos, país que ha endurecido su política monetaria y en el que la Reserva Federal ya anunció que seguirá con esta tendencia al menos hasta que termine este año, como dato vemos que las últimas siete veces que el país vecino incrementó sus tasas, México también lo hizo.

Ahora bien, la tasa de referencia determina el costo del dinero en país y, a su vez, es el indicativo que utilizan los bancos para fijar el costo financiero que aplicarán a los créditos para personas, entre los que se encuentran aquellos destinados a la compra de autos y los que tienen como finalidad la adquisición de una vivienda, lo que quiere decir que, en principio, este tipo de financiación se vuelve más costosa a medida que aumenta la tasa, no obstante, no es el mismo el impacto en estos productos que sobre, por ejemplo, los préstamos de destino libre en efectivo comunes o por nómina, a continuación vemos los porqué.

El encarecimiento de los créditos por parte de los bancos no se produce automáticamente Banxico sube la tasa, pues, los jugadores aguardan y son prudentes, pero de igual modo siempre acusan cambios a partir de estos hechos. En relación a los préstamos de los que hablamos en esta nota, podemos decir que son de los menos afectados porque se trata de financiación a largo plazo (hasta 20 años para los hipotecarios y comúnmente de hasta los 6 años para los vehiculares), lo que hace que sean más resistentes a las variaciones del mercado y que, por lo tanto, controlen sus tasas de intereses para conservase atractivos para el público en general. Este es el principal motivo por el cual los créditos personales en efectivo que tienen plazos mucho más cortos, experimentan un mayor encarecimiento, mientras que los servicios que son a mayor plazo tienen la chance de responder más lentamente al aumento de tasas.

Podemos confirmar la estabilidad de estas tipologías de financiación a partir de datos expresados por El Banco de México en los que vemos que durante el 2018 la tasa promedio para los préstamos para vivienda subió tan solo un 0,22% mientras que la de los hipotecarios se mantuvo prácticamente igual a pesar de las variaciones hacia el alza en la tasa de referencia.

Para su tranquilidad, sepa que, si ya se encuentra pagando un crédito para vivienda o automóvil, puede estar seguro que cualquier modificación en la tasa de referencia no tendrá impacto en las cuotas que abona cada mes, tanto si esta disminuye o aumenta, pues, estos productos suelen estar a tasa fija durante toda la duración del crédito, es decir que, pase lo que pase, siempre pagará lo mismo hasta completar la cancelación. Sin embargo, existen relativamente pocos casos en los que los créditos vehiculares son a tasa variable, como consejo para los que encuentren en esta situación diré que, si es posible procedan con el pago adelantado o la cancelación total anticipada para de esa forma concluir antes de tiempo en un contexto, en el que según parece, la tasa de referencia seguirá en aumento por dos temas, uno por la relación directa con la política monetaria llevada a cabo por el gobierno estadounidense y el otro porque mientras la inflación no ceda, los aumentos en la tasa tampoco lo harán.

Como dijimos, la suba en la tasa de referencia no supone grandes impactos en los costos financieros para los préstamos para casas o autos, no obstante, si está pensando en contratar uno, debe tener cuidado, ya que, existen entidades que si deciden subir a la par de la tasa de referencia, por lo que, en estos momentos es muy importante investigar y comparar las ofertas de las diferentes instituciones y para ello es bueno que conozca cual es la tasa de interés promedio aplicada en la actualidad por los bancos para estos tipos de productos para la financiación personal, dato que puede obtener rápidamente utilizando la herramienta creada por El Central con el fin de que los usuarios puedan comparar, entre otras cosas, los interés cobrados por las entidades habilitadas en nuestro país para sus créditos de nómina, comunes, hipotecarios y vehiculares.

Hablando propiamente de los créditos hipotecarios, vemos que una tasa atractiva hoy es aquella que ronde el 10% anual. Para que se dé una idea de lo que sale un préstamo para vivienda, le diremos que entre los cinco más baratos que son los disponibles en Famsa, Multiva, HSBC, Banamex y Banorte, la tasa promedio es de 9,95% mientras que entre los más caros que son los ofertados por Bansi, Autofin, Inmobiliario e Ion Financiera, el promedio es de 13,4%.

También, es bueno analizar la propuesta de los créditos hipotecarios otorgados por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda (INFONAVIT), pues, si trabaja como dependiente, debe saber que el 5% de los aportes patronales se destinan a un fondo que puede utilizar una vez tramite un crédito en el organismo.

Otra buena oportunidad para comprar una vivienda aprovechando un de los préstamos que ofrece el gobierno es aquel otorgado por Fovissste para empleados públicos que hayan realizado al menos dieciocho aportaciones. La ventaja sin dudas es que el organismo establece un interés anual fijo del 6% lo que es un gran beneficio en este contexto de aumento del costo del dinero a partir de la suba la tasa de referencia.

Por el lado de los créditos vehiculares, vemos a partir de la utilización de la herramienta citada, que entre las cinco opciones más económicas que son las ofrecidas por Ford Credit, GM Financial, SOM Mifel, A Afirme y Multiva, la tasa anual promedio es del 11,5%, en cambio, entre los cinco más caros que son los créditos disponibles en NR Finance, Finanmadrid, Arrendadora BX+, SOFOM Inbursa y Volkswagen, poseen un interés promedio del 15%.

Todas las entidades nombradas se encuentran debidamente inscritas y reguladas por los organismos gubernamentales del país dedicados a fiscalizar las actividades financieras, es decir que, todas ellas son confiables y actúan según las normativas vigentes. Si en su búsqueda se encuentra con ofertas en las que los intereses aplicados superan ampliamente a lo que detallamos en este artículo, sería bueno que desestime esas alternativas para no caer en financiación con costos considerados usureros cuando, a su vez, existen mejores posibilidades en el mercado.

En definitiva, en base a las características particulares de los créditos para viviendas y para automóviles y de los números que demuestran que estos no han experimentado grandes variaciones en cuanto a los intereses que los bancos aplican, podemos concluir aun en este contexto en el que la suba de la tasa de interés de referencia es una política implementada para equilibrar la macro encomia con el fin de detener la pérdida del valor del peso y de ponerle un freno a la suba de los precios, que la toma de créditos para cumplir el sueño de la casa o del auto propio sigue siendo una alternativa conveniente en nuestro país.

Por último, recuerde que México es uno de los países con mayor desarrollo en cuanto a la disponibilidad de servicios financieros tratándose de un segmento en el que conviven cientos de compañías que compiten por ganar clientes y que por este motivo se esfuerzan por realizar buenas ofertas. En este panorama, lo mejor que puede hacer es tomarse su tiempo para comparar, encontrar buenas opciones de crédito y finalmente decidir.