NOTICIAS

No hay mejor elección que Cuauhtémoc.- Maximino Villagómez

El escultor considera una gran noticia que se la den al luchador por la democracia.



No hay mejor elección que Cuauhtémoc.- Maximino Villagómez

(Foto: Carlos Coronel)

El escultor Maximino Villagómez tardó dos meses en crear la Jícara de Oro.

20/11/2018 05:06 / Centro, Tabasco

"Yo siento mucho orgullo que una pieza hecha por mí vaya a dar a las manos de [...] Cuauhtémoc Cárdenas", expresa feliz Maximino Villagómez, al enterarse de la noticia de que la Jícara de Oro Luis C. Márquez será entregada el 22 de noviembre al ingeniero.

Considera oportuno "que la Jícara no sólo se entregue a personalidades de Tabasco, sino también a personajes destacados en el ámbito nacional".

La primera vez que se otorgó la Jícara de Oro Luis C. Márquez, en el marco del 30 aniversario del diario Tabasco HOY, fue a Enrique González Pedrero. En esta segunda ocasión se decidió concederla al ingeniero Cárdenas. Villagómez declara su admiración por el político michoacano. "El ingeniero Cárdenas es un luchador social, de la izquierda en México. Creo que no ha habido mejor elección que esa".

La escultura hecha en bajo relieve, que mide 13 centímetros de alto, está inspirada en los maestros jicareros.

"El trabajo que se hizo de la Jícara de Oro fue una idea de don Miguel Cantón. Siento que como creador tenemos el mérito al 50% los dos, porque a mí jamás se me hubiera ocurrido hacer una jícara para un reconocimiento".

La Jícara de Oro es una esfera perfecta en cuya parte central aparecen grabados de la naturaleza, el origen, la identidad, la región y cultura de esta tierra.

"Es un recorrido por todo Tabasco en menos de un minuto a través de una jícara. Como todas ellas, inicia con la palabra Tabasco y aparece la cabeza Olmeca, nuestro origen, pero representada un poco sesgada, no de frente, como la mayoría la ha hecho".

Aunque aparece la figura humana en la forma de un hombre en su cayuco, Villagómez impuso el estilo que lo ha caracterizado. "Predominó al final, la naturaleza, porque siempre tenía que ser yo mismo. Si soy el escultor que conocen por hacer la fauna y paisaje de Tabasco, pues me incliné más a eso. La intención era hacer una escultura que también fuera agradable, para que el que lo tuviera le gustara y lo conservara".
 

EL SELLO DEL ESCULTOR

La Jícara de Oro aborda el origen, identidad y cultura de lo que hoy es Tabasco. No obstante, surge en esa esfera perfecta la fauna que fascina desde siempre al escultor: el garrobo, la garza, el cocodrilo y el tigre, enmarcados entre el paisaje tabasqueño de palmeras y lagunas, un mundo exuberante y vital.