NOTICIAS

Tiene mafia polleros con licencia

Centroamericanos acusan que la línea 'Transportes Fronterizos' les cobra 600 pesos a cada uno, para luego entregarlos.



Tiene mafia polleros con licencia

(Foto: Hilario Paredes)

La Policía Municipal realiza cateos, en busca de los asaltantes.

22/10/2018 07:02 / Tenosique, Tabasco

La gran caravana de migrantes que la semana pasada salió de Honduras está atravesando México por distintos puntos de la porosa frontera México- Guatemala, cuyos caminantes toman vías y brechas selváticas que, al aproximarse a centros de población, se vuelven peligrosas y apropiadas para la ocurrencia de delitos.

Este domingo ocurrió que un chofer de autobús que cubre la ruta de la línea conocida como Fronterizos subió a un grupo de migrantes en la franja fronteriza con Guatemala, y al llegar a la ciudad los obligó a pagar un promedio de 600 pesos por cada uno de los pasajeros.

Este abuso se une al ataque sexual que el sábado denunció otro grupo de mujeres extranjeras. Rodrigo es uno de los 10 indocumentados que el pasado sábado fue asaltado, y dos de sus acompañantes violadas.

En cuanto a los abusos de los choferes, los migrantes señalaron directamente al chofer de un autobús de la línea conocida como Fronterizos, que recorren los 55 kilómetros de esta ciudad a la zona comercial El Ceibo ante la Fiscalía, por cobrarles 600 pesos por persona, cuando el costo normal es 50 pesos por pasaje.

Dijo que ese autobús marcado con el número 514 y que abordaron en El Ceibo alrededor de las 6 de la mañana, además de cobrarles más del mil por ciento de la tarifa normal, a pesar que le pagaron hasta la ciudad los obligó a bajarse poco más adelante del basurero.

Precisan los migrantes que 100 metros más adelante se percataron que el mismo autobús volvió a detenerse para bajar a dos sujetos vestidos con ropa negra, mismos que poco después los interceptaron a la altura de la colonia Brisas del Usumacinta con armas de fuego para atracarlos, y ultrajar a dos féminas que caminaban con sus niños y niñas.

Esta situación los hace sospechar que podría haber contubernio entre los delincuentes y el transportista, ya que prácticamente los entregaron en el lugar despoblado a los ladrones.