UNIS y +

Lo que no dice Trump

Trump quiere arreglar todo con con un muro, aranceles, amenazas y xenofobia, cuando debieron comenzar con la educación.



Lo que no dice Trump

(redacción)

Como en los años 20’s es evidente el craso error que ha cobrado más vidas que cualquier otra guerra.

31/01/2017 10:57 / Centro, Tabasco


La pregunta de hoy… ¿Quiénes somos?  

Al ver las multitudes en las marchas por los gasolinazos, la venta de nuestro país, las pensiones, prestaciones, las exorbitantes sumas de que disponen los políticos corruptos; la gente que se une a los padres de los 43 para reclamar la verdad; a todos los que, unidos, lloran a sus “desaparecidos” (víctimas de la guerra sin cuartel del narco), y a los que los siguen buscando o los que los encuentran en fosas anónimas, imaginando su espeluznante fin en manos de estas nuevas hordas de despiadados que, por unas monedas son capaces de los más terribles crímenes, las lágrimas se anudan en mi garganta por las razones que nos están hermanando: un pésimo gobierno, corrupto, cínico e indigno; un país vecino de poder inconmensurable, codicioso y apetitos tan voraces como sus ambiciones; los cárteles, los asesinos que los protegen y que siembran de terror un país de naturaleza pacífica…



¿En qué momento comenzamos a imitarlos, perdiendo nuestra identidad?

Porque cuando ves a la gente de sangre pura, cultivando, fumando fuera de sus chozas… nos miro a todos, a nuestras raíces, el pasado y el presente de lo que somos; pero nos hemos contaminado del país vecino y su carrera competitiva por ser los más guapos, los más ricos, los más modernos, los más promiscuos, reventados y borrachos…  y los más drogadictos. Ellos cargan con la enorme responsabilidad que por siempre pesará sobre sus hombros, por el trasiego de drogas en nuestro país, y el resto de América Latina, comenzando por Colombia… Y ése es el problema que ahora quiere arreglar Trump con un muro, aranceles, amenazas y xenofobia, cuando debieron comenzar con la educación de sus jóvenes. 



El nuevo dictador no lo dice, pero la razón son las drogas, pese a que es uno de los ingresos más fuertes de su país. En México, estas cantidades se diluyen en el fango de los poderes económicos más putrefactos, además de los cárteles, ya que es un problema fáctico que aqueja a la población mexicana, con todas sus graves consecuencias. Ellos crearon la oferta, la demanda, y lo que conlleva: concupiscencia con autoridades mexicanas de mala índole, la creación de cárteles como empresas clandestinas, venta de armas (¡vienen de EEUU, no de Israel, ni de Alemania, ya que la fabricación de armamento es una de sus industrias más rentables!) y la negativa total a la legalización de las drogas.  

Como en los años 20’s es evidente el craso error que ha cobrado más vidas que cualquier otra guerra.  

Y bien, sólo nos queda el criterio propio, el sentido común, la lucha por el bien de nuestro país, que en buena parte recae en tus hombros jóvenes, porque tú levantarás el México que quieras.  Entérate, lee, participa, haz algo por cambiar el destino de un país que, después de todo, es la tierra que heredarás.  Escríbeme.
 

Relacionadas

visitas