web analytics
Síguenos

¿Qué estás buscando?

Vendedores de aguas frescas abrieron ayer; a un lado se observa exhibición de venta de ropa íntima.

Centro

No temen al Covid ni a las autoridades

Comercios no esenciales volvieron a abrir sus puertas en diversas zonas del centro de Villahermosa.

Ni la amenazante pandemia de Covid-19, ni los inspectores de Fiscalización y Normatividad de Centro, ni la Secretaría de Fi­nanzas han podido frenar a co­mercios no esenciales y mucho menos a los ambulantes que este lunes abrieron sus puestos en di­ferentes puntos de la zona Centro de la ciudad de Villahermosa.

Los vendedores se pasan por alto las indicaciones que se pu­sieron en marcha al declararse la Fase 3 para frenar el avance del coronavirus, decretada el 21 de abril por el Gobierno del Estado.

 

ZAPATOS Y MAQUILLAJE

Sin importar las restricciones, los vendedores ambulantes ofre­cen artículos de belleza, zapatos y ropa, de tal manera que se les ob­serva en las calles o siguen ope­rando en sus establecimientos a pesar de la baja demanda.

En un recorrido realizado en Los Portales, se observó que ven­dedores semifijos abrieron sus changarros y decidieron vender.

Advertisement. Scroll to continue reading.

“No tenemos otra opción. Si no trabajamos, no comemos”, dijo en tono de molestia una de las comerciantes.

Más adelante en la calle Juárez, igualmente se encontra­ron puestos de frutas y de jugos comercializando comestibles.

“Nosotros vendemos alimen­tos, así que tenemos permitido trabajar”, refutó Carlos, un ven­dedor de aguas y frutas.

Pero no sólo los changarreros ignoran las restricciones, don Ál­varo Cuj, encargado del negocio “Nichc Izim”, dedicado a la venta de pesticidas, también ha abierto. Las autoridades de Salud le han dicho que no puede operar por no ser esencial, sin embargo, dice que está implementando la sana distancia y el gel antibacterial.

Te puede interesar