Connect with us

Hola, que estas buscando?

Héctor está sin trabajo y aprendiendo rápidamente a conectarse con las personas a través de herramientas digitales y redes sociales.

Chiapas

‘No me rindo; quiero y voy a hacerlo’

Héctor Camarena, un profesionista que a pesar de tener esclerosis múltiple. Lucha por vivir mejor y ayuda a otros a que su condición sea menos.

FREDY PAREDES
GRUPO CANTÓN

PLAYAS DE CATAZAJÁ, CHIAPAS.- Unos 29 años atrás cuando a Héctor Austin Camarena Ramos de 45 años de edad y originario de Pánuco, Veracruz, le diagnosticaron la enfermedad de esclerosis múltiple, el mismo doctor le dijo que “muy probablemente” no iba a poder seguir estudiando, que en pocos años dejaría de caminar y “muy probablemente” no iba tener familia; sin embargo, su fuerte espíritu de lucha y ganas de salir adelante, han derribado las probabilidades obteniendo dos títulos universitarios además de dos hijos y se mantiene luchando por no quedarse en la silla de ruedas.

ES CONFERENCISTA

Héctor Camarena, se ha aferrado en ofrecer servicios de superación personal con pláticas en escuelas y empresas, además del total apoyo de su pareja e hijos, logrando sobrellevar la enfermedad e incluso poder ayudar a otras decenas de personas que buscan la forma de curar este padecimiento que en México, afecta a un promedio de 20 mil hombres y mujeres en su juventud o edad productiva de entre 20 y 40 años de edad, según un estudio del INEGI.

Sin embargo, el Covid-19, se formó en la fila de retos por derribar para Héctor, pues lo pone en riesgo “muy alto” de contraer la enfermedad y perjudicarlo mortalmente, por lo que decidió resguardarse y como impacto colateral, alejarse de la posibilidad de poder adquirir ingresos económicos que ayuden en la manutención de su familia.

TAMBIÉN VENDE PAN

De hablar en público en sofisticadas conferencias, el licenciado en Educación y Psicología, tuvo que aceptar así mismo, que en la pequeña comunidad donde vive, debería vender panecillos en una tienda de gasolinera y después retirarse por el bajo número de clientes y lo poco rentable que le resultaba.

Hoy, las cuentas se acumulan en el pago de renta y la tiendita de la esquina, aun así continúa buscando soluciones económicas para no sucumbir en esta crítica situación. Trabajó en el DIF municipal atendiendo jóvenes con adicciones y pláticas en escuelas, sin embargo, la corta “visión” de funcionarios, terminaron por hacerlo a un lado.

“Tratamos de ayudar a quien sea. A raíz de que estaba en Veracruz y tenía recursos, hice una asociación que se llama ‘Fundación Abriendo Caminos’ enfocada a ayudar a niños y adolescentes” destacó Héctor.

En estos momentos, Héctor está sin trabajo y aprendiendo rápidamente a conectarse con las personas a través de herramientas digitales y redes sociales. Héctor necesita la ayuda de todos, por lo que puso a disposición de los lectores el número 916 120 5745, o para contratar sus servicios de conferencista a través de teleconferencias, toda ayuda es importante, porque también ayudando a Héctor, se ayuda a la comunidad de esclerosis múltiple a seguir luchando con su condición de vida.

Te puede interesar

Advertisement